Represión a Iglesia de Nicaragua pone en alerta Costa Rica

Padre Edwing Román / Archivo

Padre Edwing Román / Archivo

Ricardo Somarriba

El gobierno de Costa Rica urgió este sábado el cese del asedio por parte de efectivos de la Policía Nacional en contra de la iglesia de San Miguel en Masaya, ubicada al sureste de Managua, la capital nicaragüense.

La Casa Amarilla ha tomado nota de las últimas acciones del gobierno de Daniel Ortega expresando, por medio de un comunicado, “su profunda preocupación por la sistemática violación de derechos humanos de los nicaragüenses”; a su vez enfatizó que las violaciones de Ortega van dirigidas especialmente al “derecho de la libertad de expresión, la manifestación pacífica y la libertad de religión.”

Durante más de cuatro días, el gobierno de Managua ha mantenido asediadas las instalaciones de la iglesia San Miguel de Arcángel. Allí dentro se mantiene el sacerdote Edwin Román junto a madres y familiares de presos políticos y el periodista y excarcelado político Marlon Powell. Durante las últimas horas un fuerte dispositivo policial mantiene acordonada la zona evitando el acercamiento de cualquier persona que decida brindar ayuda o apoyo a quienes de mantienen dentro del templo.

El pasado jueves un grupo de ciudadanos decidió viajar de Managua a Masaya para llevar agua y víveres, sin embargo la Policía Nacional los detuvo y los trasladó a las cárceles de Auxilio Judicial, conocido como El Chipote, sin dar ninguna información del motivo de su detención. Ante este hecho el gobierno de San José en Costa Rica urgió su liberación inmediata.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario