Ortega se cierra anunciando más represión y muerte

José Dávila*

Ya leyeron, es todo al revés, aquí la palomas les tiran a las escopetas.

En lo personal, luego de analizar el comunicado de Ortega de hoy 9 de julio, llego a las conclusiones siguientes:

1) Para ellos ya se acabó el diálogo.

2) Ya no necesitan el diálogo, creen que ya aplastaron la revolución cívica.

3) Seguirán los ataques y represión de la Policía y los paramilitares. Matarán a los que se resistan a esa represión.

4) No hablarán de democratización de Nicaragua.

5) No hay nada de elecciones adelantadas, aún así lo pida el mundo entero.

La primera conclusión me viene de que hoy agredieron a los Obispos mediadores y testigos del diálogo, y no hubo la mínima referencia al respecto en su comunicado, ya no digamos que hayan pedido disculpas a los Obispos por un ataque de esa naturaleza.

La segunda conclusión me viene que no han parado de reprimir y matar, sin importarles la protesta mundial, o presencia de CIDH, ONU, OEA, etc. y consideran que nadie los para en seguir diezmando a los que protestan, para acabar, según ellos con la insurrección civil.

La tercera conclusión sale de su comunicado mismo cuando afirman que el gobierno “reitera a nuestro pueblo el compromiso firme e indelegable de continuar trabajando para restaurar la seguridad, la paz, el derecho a la vida, la armonía y la convivencia pacífica de todos los nicaragüenses luchando contra el terrorismo, el secuestro, los tratos inhumanos, crueles y degradantes”. Dicen que “continuarán” o sea seguirán en lo que ha venido haciendo que es reprimir y matar.

La cuarta y quinta conclusiones es fácil derivación cuando afirman en su comunicado oficial “que sólo abordaremos otras agendas específicas en el diálogo nacional relacionadas con el proceso de democratización apegado a lo que manda la Constitución política y las leyes del estado y una vez atendido y resuelto de forma verificable el gravísimo problema del terrorismo, la inseguridad y la violencia”. Hacen un condicionamiento absoluto, y acusa a “quienes se han propuesto alterar por la vía de hecho nuestro orden jurídico y constitucional, utilizando el terrorismo que se ha practicado sistemáticamente en los tranques convertidos en zona de violencia, tortura y secuestro”.

Ya leyeron, es todo al revés, aquí la palomas les tiran a las escopetas. Ojalá haya reacción en la oposición, y la Alianza Cívica se decida por reforzarse con sectores de verdadera oposición también que han estado fuera del diálogo, y se pueda diseñar en base a la unidad total una estrategia de lucha completa, integral y única que utilice eficientemente todos los mecanismos de lucha para seguir avanzando en alcanzar la justicia y democracia que nuestro pueblo, hoy con más de 330 héroes caídos, ya se ha ganado.

*Diplomático y dirigente socialcristiano

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.