ONU no ve indicios de golpe de Estado

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) aseguró hoy que no ha encontrado indicios que ratifiquen que las manifestaciones contra el Gobierno de Nicaragua, iniciadas en abril pasado, se trate de un intento de golpe de Estado como ha denunciado el presidente Daniel Ortega, reportó la agencia EFE.

“La información que hemos tenido acceso no apoya esa visión y desde las perspectivas de derechos humanos, si hemos encontrado una serie de acciones que están en contra del derecho internacional de los derechos humanos”, dijo el coordinador de la misión de la Acnudh, Guillermo Fernández Maldonado, en una conferencia de prensa en Managua.

Fernández Maldonado confirmó que el Estado nicaragüense planteó a la Acnudh, desde el inicio de la crisis, que las protestas contra el presidente Ortega se tratan de un intento de golpe de Estado que busca romper el orden constitucional. “Lo que nosotros le dijimos es que si esa es la visión que nos den acceso a la información y a los lugares que ratifiquen esa visión y si encontramos, que efectivamente los hechos sostienen esa visión, lo haríamos públicos”, señaló.

Denuncian uso desproporcionado de la fuerza

“No nos han respondido ninguna de las solicitudes de información y no nos han permitido ir a ninguno de los lugares que propusimos”, continuó. El coordinador de la misión de la Acnudh ofreció esas declaraciones al dar a conocer un informe denominado sobre las “Violaciones de Derechos Humanos y abusos en el contexto de las protestas en Nicaragua”. Ese informe denuncia “la grave crisis de derechos humanos desde inicios de la protesta”.

También que han profundizado la polarización en Nicaragua y señala al Estado de hacer un uso desproporcionado de la fuerza, ejecuciones sumarias, desapariciones forzadas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias o ilegales, torturas o violaciones sexuales, criminalización de los líderes sociales, entre otros.

Asimismo, advierte que el Gobierno de Ortega no ha reconocido ninguna responsabilidad por actos ilícitos o indebidos, sino que ha culpado a otro de la “violencia golpista”. En su informe, la Acnuch recomienda al Estado poner fin al hostigamiento, intimidación y criminalización de las personas asociadas a las protestas, desmantelar y desarmar a los elementos armados progubernamentales, detener las detenciones arbitrarias, y liberar a los manifestantes que se encuentran detenidos.

Ortega rechaza informe de la ONU

El gobierno de Nicaragua rechazó este miércoles un informe de la ONU sobre violaciones de derechos humanos en el contexto de las protestas, y dijo que el organismo “se extralimitó” al emitir el documento, que calificó de “irrespeto” a la soberanía del país, publicó la agencia AFP.

Según el Ejecutivo, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) “no fue invitado a una visita in loco (sobre el terreno) con fines de observación a los derechos humanos, ni la resolución de la Asamblea General 48/141 invocada en el precipitado informe les concede esta facultad”. El informe “prejuzga la actuación del Estado al dejar por sentado supuestas violaciones de derechos humanos e incorpora en sí mismo afirmaciones a priori, carentes de objetividad y que no están sustentadas”.

Las observaciones del gobierno fueron anexadas al documento del Alto Comisionado, publicado en Managua y Ginebra. “El Estado de Nicaragua no está de acuerdo con el contenido y las recomendaciones del denominado informe, por estar basadas en valoraciones e informaciones parcializadas y subjetivas, lo que en consecuencia y de manera lógica, induce a recomendaciones innecesarias y sin fundamento”, citó el portal oficial El 19.

Carta Bodán

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.