“No podemos igualar a ningún gobernante con Jesucristo”, dice cardenal venezolano

Cardenal Urosa: .”No podemos igualar a ningún gobernante, aunque le tengamos un inmenso afecto, con Jesucristo”

Cardenal Urosa: .”No podemos igualar a ningún gobernante, aunque le tengamos un inmenso afecto, con Jesucristo”

Con la casulla dorada de las grandes fiestas, el palio de Arzobispo y el solideo rojo, el Cardenal Jorge Liberato Urosa, jefe de la iglesia católica de Venezuela, disertaba el Jueves Santo en su homilía sobre las responsabildades que tienen los sacerdotes. Y de repente hizo un viraje, uno de sus típicos giros bruscos:”Es importante que procuremos presentar a Cristo como lo que es: Dios y hombre verdadero, inigualable e irrepetible”, dijo a los sacerdotes. El énfasis lo puso en esas dos últimas palabras, que pronunció, casi, sílaba por sílaba.

“No podemos negociar, diluir esa verdad esplendorosa -continuó-. Cristo es la verdad encarnada, y por eso está en un nivel superior al de los héroes y líderes de la historia”. Entonces comenzaron los aplausos.”No hay ni puede haber un Cristo nuevo”, dijo con ese vozarrón que lo caracteriza, y las palmas aumentaron.”No podemos igualar a ningún gobernante, aunque le tengamos un inmenso afecto, con Jesucristo”. Y ahí la Catedral se vino abajo. El aplauso fue estruendoso, inmenso. La gente se puso de pie. Urosa no pudo seguir.

Trinchera de la Noticia

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.