¡No más elecciones con Ortega en el poder!

Imagen de CIPER -Chile

Danilo Martínez / Abogado

Daniel Ortega y Arnoldo Alemán firmaron su pacto diabólico mediante el cual ejercerían un control bipartidista sobre el Estado Nicaragüense, lo que permitió a Ortega regresar al Poder. Este pacto permitió a Ortega burlarse del pueblo nicaragüense, burlarse de la voluntad del soberano, mediante fraudes electorales sucesivos en las elecciones del 2006, 2011, 2016 y 2017.

Producto de tanta corrupción y tantos fraudes entre otras inconformidades la población explotó en abril 2018 estimulada y liderada por los estudiantes universitarios y demás sectores.

Hoy después de doce meses de lucha, de dolor y sacrificio de los nicaragüenses, se levanta sobre nuestro cielo el peligro de la Traición de quienes se dicen representantes de la protesta cívica, quienes le están haciendo el juego al dictador de ganar tiempo para ahogar con tácticas dilatorias todas las ansias de libertad y de democracia que el pueblo ha pagado con sangre de nuestros mártires cívicos.

Hoy después de la encerrona de la Alianza Cívica y la  dictadura escuchamos a un canciller diciendo que la OEA ha enviado a un experto electoral para retomar el memorándum de entendimiento firmado entre OEA Y ORTEGA desde febrero del 2017. ¡Que burla a la nación! Porque en noviembre de  2017 volvió el tirano a robarse las elecciones municipales donde anunció que ganaba más del 90 % de las alcaldías a pesar de que ya había firmado con la OEA. Es decir que no cumplió ni cumplirá jamás con lo firmado. Ni dejara de robarse la voluntad del pueblo.

La sangre derramada de más 600 nicaragüenses asesinados indefensos por este gobierno tirano no ha sido para que la OEA le tire una tabla de salvación al dictador y se menosprecie la voluntad del pueblo que pide a gritos que ORTEGA SE VAYA DE NICARAGUA.

No aceptamos que se pretenda  sustituir los objetivos y demandas del pueblo, para que todos los muertos, todos los miles de exiliados y centenares de presos políticos se  cambien por unas reformas electorales que todos sabemos será una mentira más, una trampa más, y que se traducirá en muchos fraudes más.

¡No más elecciones con Ortega y sus asesinos en el poder!

La Alianza Cívica debe retirarse definitivamente de las negociaciones. No debe seguir siendo cómplice si quiere que el pueblo le otorgue credibilidad y confiabilidad. No debe ser parte de semejante traición al pueblo.

La razón de la lucha popular es para recuperar la libertad perdida, es para fundar un nuevo Estado sin esa policía asesina y sin ese ejercito cómplice que permitió que fanáticos del FSLN masacraran al pueblo. Y no solo eso sino que ayudó a preparar dichos paramilitares.

Es un golpe a la inteligencia popular y una burla  a las ansias libertarias de Nicaragua entera, que se pretenda darle un mes más al dictador para que piense si hará las reformas. Y 6 meses más para consultar a distintos sectores sobre dichas reformas electorales.

El Movimiento de Unidad Democrática rechaza el plan de Ortega de resumir todas las demandas del pueblo a unas reformas electorales que solo servirán para reproducir un fraude más y ahogar y aplastar la lucha del pueblo contra la dictadura.

Llamamos al pueblo de Nicaragua a rechazar y condenar tanto las famosas reformas como las elecciones adelantadas. Ya que las dos propuestas son una herramienta que le permitirá al Tirano perpetuar su dictadura,  salvar su aparato asesino, quedar impune de los crímenes de lesa humanidad y continuar la masacre contra los líderes de la verdadera oposición.

Que oiga bien el dictador. No queremos reformas electorales con Ortega en el poder.

No queremos adelanto de elecciones con Ortega en el poder.

Primero que se vaya  la dictadura ORTEGA MURILLO y después haremos las reformas y las elecciones en plena Libertad.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario