Migración de nicaragüenses hacia Costa Rica aumentó desde 2015

Ilustración / Distintas Latitudes

San José. La estabilidad en cifras de la inmigración nicaragüense en Costa Rica, se trastocó en los últimos años. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Inec) costarricense, cuantificó un incremento de 12.23% en 2016, con relación a las cifras del 2014.

Es decir, según la Encuesta Nacional de Hogares (Enaho) del Inec, en 2014 había 281,443 nicaragüenses; mientras que en 2016 la cifra incrementó a 315,886, para una diferencia de 34,443.

El aumento no fue de una sola vez, sino gradual. En 2015 había 299,168 personas nacidas en Nicaragua viviendo en territorio costarricense. Con relación al 2014, la Enaho registró un incremento de 17,725 nicaragüenses en Costa Rica, para un 6,2%; y del 2015 al 2016 el aumento fue del 5.45%.

Gustavo Gatica, investigador del Centro de Investigación en Cultura y Desarrollo (CICDE) Universidad Estatal a Distancia (UNED) de Costa Rica, considera que el incremento anual no es exageradamente alto.

No obstante, al valorar las cifras Gatica reconoce que los nicaragüenses siguen llegando a Costa Rica por la expectativa de encontrar un empleo o por reunificación familiar.

El incremento de migrantes nicaragüenses hacia Costa Rica, coincide con la cifra de medición de pobreza en Nicaragua de 2016, según encuesta elaborada por la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global (Fideg).

La medición independiente de Fideg, auspiciada por la cooperación suiza, indicó que la pobreza había aumentado de 39% en 2015 a 42% en 2016. En tanto, la pobreza extrema pasó de 7.6% en 2015, a 7.7% en 2016.

En el consumo diario, la línea de pobreza extrema representa el equivalente a 1.15 por persona al día, y la de pobreza general, a 2.33 dólares por persona al día.

De acuerdo con Gatica, si bien es cierto la crisis política en Nicaragua aumentó este año desde el mes de abril, en antes, durante y después del 2016 hubo síntomas de descontento en Nicaragua por la reelección presidencial que incluía a Rosario Murillo, esposa de Ortega, como vicepresidente.

No obstante, el investigador explica no poder precisar una relación directa entre el descontento político y el aumento de la migración de nicaragüenses hacia Costa Rica.

“Son más por motivos laborales. Habría que ver también los impactos que habría tenido en el año 2015 la Roya en el café, que en Centroamérica habría tenido un impacto de unos 500 mil trabajadores en Centroamérica”, añadió el investigador.

Además, los efectos del cambio climático y la sequía en el corredor seco de Centroamérica que afecta otras áreas agrícolas, incluida Nicaragua, también pudo incidir en las cifras migratorias de nicaragüenses hacia Costa Rica.

El aumento migratorio también coincide con la caída de la cooperación venezolana a Nicaragua, misma que financia proyectos sociales de asistencialismo del régimen sandinista.

En 2011 unos 12 de estos programas recibieron 111.3 millones de dólares y al 2016 la cifra bajó a 41.2 millones de dólares. Durante el primer semestre de 2017, el aporte era de tan solo 4.7 millones de dólares.

A modo general, en 2016, la cooperación de Venezuela con Nicaragua alcanzó 207,5 millones de dólares, inferior a 369,5 millones de dólares de 2015.

Redacción Nicaragua Hoy

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.