Fuerzas tenebrosas de Ortega esparcen muerte y terror en cuatro ciudades

A pocas horas del inicio del paro nacional de 24 horas, la violencia recrudeció en las ciudades de Jinotepe y Diriamba, León y Nagarote, en estas dos últimas ciudades reportaron dos muertos causados por disparos de la Policía y sandinistas armados.

Durante el día, grupos de manifestantes tomaron control de la Delegación de Policía de Diriamba, luego de que los mandos y decenas de agentes abandonaran el lugar ante la presión de la resistencia.

Sin embargo, al final de la tarde, ocurrió un ataque con fusiles y armas automáticas de policías y sandinistas armados (fuerzas parapoliciales) contra las posiciones de los autoconvocados en las barricadas que han cerrado la circulación por la ciudad diriambina.

Un ataque similar ocurrió en Jinotepe cuando una fuerza policía apoyada por militantes del FSLN armados con fusiles y morteros abandonaran la estación policial.

Sacerdotes mediando en Diriamba

La Arquidiócesis de Managua informó que los sacerdotes de Diriamba están mediando para resolver la situación planteada tras un día de fuertes enfrentamientos en la ciudad caraceña.

En un comunicado, informan que los sacerdotes César Castillo, Davis López y Santiago López, junto a los Frailes Franciscanos de Diriamba “han realizado una mediación durante todo el día para que se restablezca la paz en este municipio de Carazo”.

“Los sacerdotes lamentan y condenan todos los actos de violencia vividos en los últimos días. De igual manera informan que la Policía Nacional abandonó su estación en esta ciudad”, agregan.

“Los sacerdotes también han estado mediando con la población para que no incendien la estación de policía y la misma población ha regresado algunas cosas que fueron sustraídas de esta estación policial”.

El comunicado dice que el presbítero César Castillo informa que “la basílica de San Sebastián está atendiendo a algunos heridos. Los sacerdotes del municipio de Diriamba lamentan el fallecimiento de una persona el día de ayer y piden las autoridades evitar los ataques contra la población”.

“De igual modo exhorta a todos los hombres y mujeres creyentes a seguir intensificando sus oraciones por la paz en Nicaragua”, concluye el comunicado.

Armados matan a dos manifestantes en León

Un indigente que no participaba de las protestas y un manifestante que defendía una trinchera en Nagarote, municipio del departamento de León, fueron muertos por disparos hechos por la Policía y sandinistas armados.

La reacción de los manifestantes fue tomarse el edificio de la Alcaldía nagaroteña, abandonado por sus autoridades, y un edificio municipal cercano.

El joven indigente asesinado solo fue identificado como “Víctor”, padecía de problemas mentales y se mantenía cerca de la terminal de buses que viajan a León, en donde su mamá vende cajetas a los pasajeros.

Víctor caminaba en una zona de enfrentamientos, en el sector de Guadalupe, León, y una bala impactó en su cuerpo.

Un poco más temprano fue encontrado muerto el ciudadano Winston Saballos, secuestrado y abatido a balazos, presuntamente por los sandinistas armados.

Se conoció que el joven participaba en los tranques sobre la carretera de León a Managua, pasó toda la noche en las barricadas, y a primera hora del día fue a bañarse a su casa. Luego de desayunar volvió al tranque, pero en el trayecto del camino desapareció. Su cuerpo fue encontrado sin vida y con dos armas de fuego junto a él.

Desde hace 15 días, los manifestantes de los tranques en Nagarote denunciaron que un ex funcionario de la alcaldía municipal de esta ciudad sacó un arma de fuego y amenazó con matarlos si no desistían de su protesta.

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.