¿Elecciones adelantadas bajo la dictadura orteguista?

Ing. Benjamín Lugo, dirigente de la sociedad civil

Benjamín Lugo*

El promulgado objetivo de la denominada Alianza Cívica en las “negociaciones” con el régimen orteguista para resolver la grave crisis nacional es lograr el de Ortega para unas “Elecciones adelantadas..” (¿¿Libres y Transparentes….??)

Y esto es perseguir una solución falsa, porque es totalmente incongruente con la realidad que bajo una dictadura criminal y genocida podamos gozar de elecciones libres y transparentes en Nicaragua. ¡Es completamente irreal!

La dictadura de Ortega, luego de reprimir salvajemente al pueblo, de asesinar a cientos de ciudadanos nicaragüenses indefensos y desaparecer a otros, no va a brindar jamás elecciones libres y transparentes porque sabe que las pierde. Son asesinos pero no estúpidos.

Si aceptara el régimen las famosas “Elecciones adelantadas” estas serían, para la lucha del pueblo y para el futuro de Nicaragua, una trampa mortal.

Porque volvería esta dictadura criminal por sexta vez consecutiva a cometer fraude electoral.  Fraudes flagrantes que le han costado a Nicaragua la suspensión de miles de millones de dólares en cooperación internacional.

Y si invitaran a Observadores Electorales internacionales como “Garantes”, los expulsarían al momento que les convenga, en un término de 24 horas. Ya lo han hecho, y lo volverían a hacer (ver el caso de la expulsión del país del representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas  para los Derechos Humanos y de la GIEI de la OEA en  2018).

Y no hay condiciones de libertad en el país, ni respeto a nuestros más elementales Derechos Humanos para un legítimo proceso electoral en Nicaragua. Ni garantías civiles, ni ciudadanas, para las posibles organizaciones políticas participantes, ni para sus candidatos, bajo la represión de la dictadura orteguista. Eso es un espejismo, una ilusión, una ficción y un engaño que traicionaría la lucha, la sangre y el dolor de todo un pueblo y sus ansias de libertad y justicia.

Elecciones libres y transparentes habrá en Nicaragua cuando salgamos de la dictadura orteguista. Cuando tengamos libertad plena podremos tener elecciones libres.

Urge que se vayan, tal y como lo ha demandado el pueblo nicaragüense a gritos en las calles, para que pueda instalarse un nuevo Gobierno de Transición Nacional Azul y Blanco, de carácter incluyente y producto de la unidad y el consenso de todos los distintos sectores democráticos de la sociedad. Entonces, y sólo entonces, se podrán convocar y realizar unas elecciones verdaderamente democráticas, libres y transparentes en Nicaragua. ¡Antes NO!

19 de Abril del 2019, Año de la Liberación de Nicaragua de la dictadura orteguista

*El autor es Ingeniero industrial, miembro del Consejo Ejecutivo del Movimiento por Nicaragua.

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Ivan Garcia Marenco

    Creo que con anterioridad a las elecciones, hay que cambiar las leyes electorales, haciendo muy difícil, por no decir imposible, el fraude electoral, además de cambiar totalmente a los miembros del CSE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.