CIDH instalará Sala de Coordinación para monitorear situación en Nicaragua

Santo Domingo.- Frente a los graves hechos de violencia ocurridos en las últimas semanas en Nicaragua, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), reunida en el 168 Período de Sesiones en República Dominicana, anuncia su decisión de instalar una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI) con el objeto de dar especial atención a la situación de derechos humanos en Nicaragua. La CIDH continúa preocupada por la respuesta estatal a las muertes y los heridos que cobró la represión de las protestas, así como la respuesta del Estado en relación con las manifestaciones. En este sentido, la CIDH reitera de manera urgente su solicitud de anuencia al Estado para la realización de una visita al país.

La CIDH solicitó al Estado anuencia para realizar una visita para observar en terreno la situación de derechos humanos en el país. El Estado respondió a través de una misiva del 1 de mayo de 2018, en la cual solicitó a la CIDH aguardar el avance de los procesos internos. En este sentido, el Estado informó que el Presidente ha realizado una convocatoria a un Diálogo Nacional abierto a todos los sectores sociales, y que la Asamblea Nacional ha dispuesto la creación de una “Comisión de la Verdad, Justicia y Paz”.

La CIDH ha recibido información acerca de la solicitud de los estudiantes de que la Comisión de la Verdad sea establecida en forma independiente y autónoma, y no en el marco del Poder Legislativo. La CIDH expresa su preocupación por la falta de credibilidad que la ciudadanía nicaragüense tiene en la Comisión de la Verdad y en la conducción de las investigaciones. La CIDH enfatiza la importancia de que el diálogo que se establezca sea inclusivo y creíble por parte de todos los sectores, y reitera su disposición a apoyar el proceso, en el marco de su mandato y funciones.

En cuanto a la investigación y sanción de los responsables, el Estado nicaragüense informó que la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos ha conformado un Comité de Víctimas para recibir las denuncias, investigar, determinar responsabilidades y establecer los castigos y las reparaciones que establece la ley. Asimismo, indicó que el Ministerio Público ha iniciado investigación sobre los hechos relacionados a la muerte de estudiantes, policías y civiles, así como otros delitos.

“La CIDH dará seguimiento estrecho a todas estas iniciativas a través de la SACROI, y urge a que sean desarrolladas de acuerdo con los estándares internacionales en materia de derechos humanos”, dijo la Relatora de la CIDH para Nicaragua, Comisionada Antonia Urrejola. “Al respecto, la CIDH reitera al Estado de Nicaragua su llamado a realizar una investigación pronta, exhaustiva, independiente e imparcial sobre los hechos de violencia sucedidos y la conducta policial durante las manifestaciones, sea por acción u omisión, y establecer las sanciones correspondientes”, añadió.

A la luz del reclamo que la sociedad civil y los estudiantes han manifestado ante las propuestas del Estado, y en cumplimiento de su mandato, la CIDH reitera de manera categórica y urgente su solicitud de anuencia para la conducción de una visita de trabajo con el fin de verificar los hechos acontecidos, así como las medidas adoptadas para la protección y garantía de los derechos humanos en el país. De acuerdo con su mandato, la CIDH observa que Nicaragua se ha cerrado al escrutinio internacional en materia de derechos humanos desde hace años. En el sistema interamericano, se ha ausentado de las audiencias públicas desde el 2016, y en diciembre de 2017, el Gobierno nicaragüense no autorizó el viaje de una integrante de la Comisión para realizar una visita de carácter promocional. Frente a las obligaciones internacionales contraídas voluntariamente en materia de derechos humanos, la CIDH hace un llamado al Estado de Nicaragua a abrirse al escrutinio internacional, lo cual contribuirá al establecimiento de un diálogo constructivo en Nicaragua.

“La violencia que se vive en Nicaragua está afectando de manera particular y desproporcionada a niños, niñas y adolescentes”, dijo la Relatora de la CIDH sobre los Derechos de la Niñez, Comisionada Esmeralda Arosemema de Troitiño. “Urgimos al Estado a adoptar medidas urgentes para dar respuesta a esta situación, en especial para evitar que este impacto continúe, y garantizar que niños, niñas y adolescentes puedan ejercer sus derechos humanos, incluyendo su derecho a la libertad de expresión, sin represalias ni consecuencias de ningún tipo. Sobre todo, instamos al Estado nicaragüense a adoptar medidas para defender y garantizar el derecho a la vida y la integridad de niños, niñas y adolescentes, incluyendo quienes participan en marchas y protestas”.

Información de público conocimiento indica que al menos 43 personas fueron asesinadas, cientos resultaron heridas, y varias fueron detenidas en un contexto de ataques de supuestos grupos simpatizantes del gobierno y del uso excesivo de la fuerza por parte de la fuerza policial en el marco de protestas y manifestaciones. Las protestas continúan tras el retiro de la propuesta por parte del Gobierno. La CIDH recibió información que indica que algunos de los familiares de las personas fallecidas durante las protestas fueron obligados a no presentar denuncias para que les entreguen los cuerpos. En relación con los heridos, en un primer momento no se habría brindado la atención médica de emergencia requerida por instrucciones del propio Gobierno. La CIDH llama a Nicaragua a garantizar a todas las personas heridas la atención médica requerida de manera oportuna.

“La falta de claridad en el número exacto de personas detenidas y posteriormente liberadas, dificulta verificar el número de personas cuyo paradero se encuentra desconocido”, dijo la Presidenta de la CIDH, Margarette Macaulay. Según la información al alcance de la Comisión, algunas personas detenidas habrían sido víctimas de violencia y malos tratos. La CIDH recuerda al Estado de Nicaragua la importancia de cumplir con los estándares internacionales en contextos de protesta social, particularmente para asegurar que las personas detenidas sean tratadas humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano y sus familiares reciban información precisa respecto de los motivos de detención y del sitio del alojamiento.

Por otra parte, el Secretario Ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, señaló: “La CIDH recibió información que indica que en este contexto las personas defensoras de derechos humanos están siendo objeto de agresiones, amenazas y hostigamientos. La CIDH recuerda que la labor de defensores y defensoras es esencial para la construcción y fortalecimiento de una sociedad democrática sólida y duradera. De allí que el respeto por los derechos humanos en un Estado democrático dependa, en gran medida, de las garantías efectivas y adecuadas que gocen las defensoras y defensores para realizar libremente sus actividades”.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.