Ante la retórica de Ortega, la resistencia civil

Danilo Martínez / Abogado

Ante la parca intervención del dictador Ortega en la plaza frente a sus disminuidos seguidores, se pueden sacar algunas importantes conclusiones que deben servir como insumo para consolidar el norte de la lucha por conseguir pronto la liberación de Nicaragua.

No sorprende la terquedad y ambición de poder. Siempre lo viejo y derruido no cede lugar ni desaparece sin oponer resistencia; pero inexorablemente el pueblo ya lo condenó a desaparecer. Obviamente compareció con un aire de fortaleza, de confianza y de seguridad que ya no tiene. Como siempre acostumbra, trató de manipular los sentimientos religiosos del pueblo, valiéndose de sacerdotes lacayos, de algunos líderes evangélicos que han vendido a sus ovejas por treinta monedas de plata.

Pero lo novedoso de hoy es que trajo a la tarima un instrumento desconocido, a un predicador norteamericano que se ufana de tener gran influencia sobre algunos personeros de la política norteamericana, como Mike Pence, Pompeo y otros del Capitolio norteamericano. Ahora es más entendible quienes son los que cabildean en Washington a favor del dictador, y por qué de la posición de aterrizaje suave que la diplomacia internacional ha sostenido en un año de crisis, cuando Reagan en tres meses resolvió una estrategia más enérgica.

Estamos claros que otro de sus instrumentos a favor, es la estrategia ALMAGRISTA, que presiona a quienes comparecen como líderes de oposición, aunque no lo son, a que acepten elecciones adelantadas como camino de solución a la crisis profunda que vive Nicaragua, lo que significa dejar al lobo comiéndose a las ovejas, y ahora peor porque sería con la venia de la OEA, y una vez entregando la silla y la banda presidencial , Ortega se queda con todos los demás poderes gobernando y terminando su tarea de eliminar a los cabecillas de la verdadera oposición.


Otro elemento con el que cuenta Ortega a su favor es la obstinación de la Alianza Cívica de resolver la crisis actual mediante diálogo con el Tirano, quien en un alarde de soberbia y superioridad, no va al diálogo sino que manda a sus lacayos de más baja ralea a que consuman minutos, horas y días en una discusión babilónica, que solo ha servido para que la dictadura gane tiempo y logre controlar el descontento popular.

Otro elemento con el que cuenta Ortega a su favor, es con la alta oficialidad del ejército, no con los soldados y oficiales medios, quienes ven cómo la espiral de violencia y represión estatal va afectando y afectará cada día mas a sus familiares, puesto que los soldados también son de cuna humilde como este pueblo que exige libertad.
Demás esta mencionar a su policía asesina, a sus paramilitares, que no son más que militantes de su partido convertidos en una fuerza fascista como las SS de Hitler, encargados de sembrar el terror y la muerte ante la mirada paciente del ejercito, dizque nacional.

Pero no cuenta ni con Dios ni con el pueblo, ni con los pueblos de América y el mundo que han condenado la masacre brutal y la forma despiadada en que el dictador reprime a los nicaragüenses opositores.

Habló de paz, pero todo lo que hace es la guerra contra gente desarmada y pacífica. Hablo de Cristo y lo ha crucificado a diario en los 618 ejecutados, en los más de 800 presos políticos que agonizan en sus cárceles o ya están muertos; en los más de 689 mujeres violadas en el Chipote, en los más de 44 menores que vivieron a temprana edad el encierro en una cárcel, en los más de 1800 torturados, 68 viviendas quemadas, ancianos salvajemente vapuleados y su justicia partidaria que impuso las más injustas condenas. Invoca al Señor y ha perseguido y asesinado a su pueblo.

Pero lo más triste y desafortunado de toda esta masacre  es que lo hizo mientras la famosa ALIANZA CÍVICA, que goza aun del reconocimiento de importantes gobiernos y organismos internacionales, dialogaba con él. Y dicha Alianza finalizó pidiéndole diálogo inclusive sobre la sangre caliente de los últimos muertos.

Es vergonzoso que sea el propio dictador quien deseche a los delegados de la ALIANZA CÍVICA que le hicieron el juego del diálogo mientras el dictador necesitó acumular y ordenar sus fuerzas tenebrosas.

¿Qué parte del discurso no entendieron nuestros políticos criollos y empresarios metidos a políticos?

Hoy el tirano sepultó el diálogo una vez más. Ese diálogo que ha sido fruto de los políticos que siempre pretenden arrebatarle las victorias al pueblo. Lo bueno es que el pueblo ya no les cree a los dos, ni al gobierno ni a la Alianza Cívica.

Pero bueno, aclarado ya que el diálogo con la tiranía se acabó, corresponde a los valientes hijos de la patria salir al frente para dirigir este heroico pueblo en su lucha por su libertad. Y ante la retórica y posición de soberbia del dictador solo cabe la Resistencia Popular, con todo el ingenio , la creatividad y organización de miles y miles de nicaragüenses que superamos de forma centuplicada al ejército invasor que mancilla nuestra patria, y que son las huestes orteguistas.

Estos meses son decisivos para organizarnos en cada municipio, barrio y comarca en el Movimiento de Unidad Democrática MUD, y orientar correctamente al pueblo hacia las tareas inaplazables para expulsar de nuestro territorio a los malos hijos de la patria que han venido asesinando al pueblo durante cuarenta años, pero que hoy lo han hecho ante los ojos del mundo y de los nicaragüenses. Adelante Nicaragua, grandes batallas por la democracia nos esperan, pero más grande será el regocijo y la alegría de la victoria, cuando por fin nos libremos del ultimo Faraón de Egipto, de la dictadura más cruel y asesina que ha conocido la historia de Nicaragua.

Que no crea Ortega que doblegará al pueblo con las huestes asesinas que tiene. Somos más y tenemos la razón histórica de nuestra parte. Pero debemos comprender que solamente organizados bajo una sola conducción política, de unidad democrática, de unidad de todo el pueblo, vamos a vencer al orteguismo, porque somos millones de personas pidiendo libertad, y exigiéndole a ORTEGA ¡¡¡QUE SE VAYA!!!

Viva Nicaragua Libre
19 de Julio 2019

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario