Venezuela enciende amarillas intermitentes por baja en precio del crudo

Los precios del petróleo podrían terminar por descarrilar las ya atribuladas finanzas del régimen bolivariano.

Los precios del petróleo podrían terminar por descarrilar las ya atribuladas finanzas del régimen bolivariano.

¿Cómo afecta el contrato petrolero con PDVSA?

Albanisa, la empresa asociada a la venezolana PDVSA en el negocio de importación de crudo y derivados del petróleo, estará sufriendo un fuerte descenso en sus ingresos a causa del desplome del predio del crudo, según especialistas en este mercado.

El acuerdo oficial entre los gobiernos de Venezuela y Nicaragua establece que este país “suministrará directamente, crudos, productos refinados y GLP a la República de Nicaragua por la cantidad de veintisiete mil barriles diarios (27 MBD)”.

Pero este suministro “será objeto de evaluación y ajuste en función de la evolución de las compras de la República de Nicaragua, de las disponibilidades de la República Bolivariana de Venezuela y de las decisiones que adopte la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), y de cualquier circunstancia que obligue a la República Bolivariana de Venezuela a cambiar la cuota asignada según lo especificado en este Acuerdo”.

Si OPEP acuerda reducir el bombeo para empujar los precios el contrato establece la posibilidad de un cambio en las reglas.

“La facturación de las ventas realizadas a la empresa mixta mencionada en el artículo primero se harán con base en precios referenciados al mercado internacional”, lo que igual afecta el contrato con la caída actual de los precios.

Venezuela enciende amarillas intermitentes

De hecho, la preocupación ya tocó las puertas de Venezuela, a quien le cayó como una mala noticia, tras los graves problemas financieros

Los expertos advirtieron que la caída de los precios del petróleo podrían terminar por descarrilar las ya atribuladas finanzas del régimen bolivariano, con la cesta venezolana de crudos negociándose por debajo de los $86 el barril, una caída de más del 15 por ciento frente a los niveles en que era cotizado el año pasado.

Y una pérdida de otros seis dólares más en el precio podría terminar siendo difícil de superar para Maduro, advirtió Diego Moya Ocampos, analista para América Latina de IHS Global Insight/IHS Jane’s.

“El punto de quiebra, es un barril de petróleo de ochenta. A ese precio, si se mantiene por tres o cuatro meses, allí ya el gobierno simplemente no va a poder sostener el gasto social que necesita para mantener la lealtad de sus bases”, dijo Moya.

“Estamos a cinco o seis dólares de ese punto de quiebre”, enfatizó.

Trinchera de la Noticia

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario