Urge dolarizar el salario de los trabajadores en Nicaragua

dolaresPor Agustín Jarquín Anaya

Como lo expresamos hace una semana, las autoridades económicas llaman a la calma y confirman que desdolarizar la economía del país es imposible en el mediano plazo. El Presidente del Banco Central dijo ayer que se necesitan al menos 15 años.

Lo que se debe hacer ya, es: la ‘dolarización de los sueldos de los trabajadores’, tanto del sector privado como del sector público, pues el ‘salario’ es el único “factor de producción” que no está dolarizado, lo que hace que los obreros y los oficinistas pierdan cada mes ‘poder de compra’ con lo que ganan, o sea que mensualmente ganan cada vez menos.

Todo lo demás esta dolarizado (bienes, servicios, rentas, sueldos ejecutivos, alquileres, etc.), por las realidades siguientes:

– El ‘deslizamiento oficial del 5% anual’ del córdoba respecto al dólar, establecido por el Banco Central desde hace 21 años,

– La vigencia de una ‘economía de mercado’, diferente a la ‘economía estatizada’ de los 80’s,

– y la fluencia de las ‘remesas’ en dólares, de los nicas que trabajan en Estados Unidos, Costa Rica, España, El Salvador y Panamá, a sus familias.

Mejor que desdolarizar la economía, es lograr que venga el triple de la IED (Inversión Extranjera Directa), para:

Que la actividad económica crezca anualmente a más del 8% (como ha propuesto la UDC),

Que haya suficiente trabajo y los jóvenes no tengan que irse a ‘rodar fortuna’ a otro país,

Lograr el ansiado ‘Desarrollo Integral, Sostenible y con Equidad’, y

Que Nicaragua sea el “País con la Mejor Calidad de Vida de la Región”, antes de celebrar el 200 aniversario de la Independencia.

Pero esa meta, deseada y posible, nunca se logrará, si no:

se mejora la “Institucionalidad”,

se realiza la “Certidumbre Política”,

se fortalece la “Seguridad Jurídica” y

se “Despartidizan” las Entidades del Estado (y se quitan los símbolos partidarios), en especial la CSJ, el CSE, los Ministerios, etcétera.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario