Unos 700,000 estudiantes nicaragüenses continúan sin clases por sismo

estudiantes_nicaraguaUnos 700,000 estudiantes de preescolar, primaria y secundaria se mantienen sin asistir a sus escuelas en Nicaragua a causa de un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter que sacudió el lunes gran parte de Centroamérica, informó hoy la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden). “En los municipios (nicaragüenses) afectados estimamos que la matrícula anda por los 700.000 estudiantes”, dijo el secretario general de Anden, José Antonio Zepeda, al ser consultado por los periodistas.

El Gobierno de Nicaragua decretó desde el lunes a la medianoche una alerta amarilla en el litoral Pacífico, a causa del sismo de magnitud 7,3 Richter ocurrido la noche del lunes frente al Golfo de Fonseca, que comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua, publicó la agencia EFE. La alerta amarilla le indica a la población de que debe estar alerta para evacuar ante un inminente desastre.

Las clases se mantienen suspendidas desde el martes en los departamentos del litoral Pacífico: Carazo, Chinandega, Granada Managua, Masaya, León y Rivas. Zepeda, quien es diputado por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), explicó que la suspensión de las clases de forma indefinida fue tomada por razones de seguridad.

“Para evitar un riesgo posible ante una situación real”

“Para evitar un riesgo posible ante una situación real”, anotó. El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió hoy sobre la posibilidad de que ocurran réplicas fuertes del terremoto, que en Nicaragua no causó víctimas, peso sí daños en infraestructura.

El año escolar ya había sido retrasado 15 días a causa de una serie de terremotos destructivos que dejaron dos personas muertas en abril pasado.

Los 15 días sin clases, más los días libres entre la Semana Santa y la mitad del año, sumaron un mes de retraso en el calendario escolar. El Gobierno mantiene que las clases en los municipios bajo alerta culminarán en la tercera semana de diciembre.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Estoy de acuerdo en que las clases se suspendan ya que a la hora de una desgracia los padres comienzan a señalar culpables y ahi estaremos los maestros ,directores y el gobierno. cuando en la realidad los fenomenos naturales los controla Dios y el sabe porque hace las cosas. Bueno ahora esperaremos el aporte de nuestros maestros para que apliquen las mejores estrategias para que la claidad de la educacion no se pierda.

Deja un comentario