UNESCO: Nicaragua reprobada en Educación

Niños reciben clases en una escuela pública de Musawas, en la reserva de biósfera de Bosawás. Carlos Herrera/Confidencial

Niños reciben clases en una escuela pública de Musawas, en la reserva de biósfera de Bosawás. Carlos Herrera/Confidencial

La calidad de la educación en Nicaragua se encuentra por debajo del crecimiento promedio de 15 países de América latina, según el tercer estudio comparativo que realizó la UNESCO (Organización para la Educación la Ciencia y la Cultura) a estudiantes de 3ero y 6to grado de primaria en las asignaturas de lectura (escritura) y matemáticas.

En Nicaragua se evaluaron a unos 9 mil estudiantes de 250 escuelas privadas y públicas (zonas urbanas y rurales), “una muestra robusta y representativa” para Melba Castillo, doctora  en educación y miembro del El Centro de Investigación y Acción Educativa Social (CIASES). Las pruebas las realizó la UNESCO en conjunto con el Ministerio de Educación (MINED).

“Esta prueba se hace sobre la base de los curriculums de los países y se homogeniza para que sea una prueba similar para todos los estudiantes con los mismos niveles de dificultad para fines comparativos”, explicó Castillo en el programa Esta Noche.

La experta en educación dijo que esta evaluación es importante porque en Nicaragua no existe información sobre los aprendizajes: en educación ni en el sistema educativo, y que el estudio proporciona un vistazo de cómo están los estudiantes en comparación con los otros países estudiados (Panamá, Paraguay, Perú, Honduras, Brasil, Chile, Argentina, Costa Rica, Colombia, Ecuador, Uruguay, El Estado de Nuevo León, México y Guatemala)

En el informe de la UNESCO todos los países han tenido un crecimiento en las dos asignaturas evaluadas (lectura y matemáticas), pero Nicaragua está por debajo de los resultados promedios, según Castillo. “Por ejemplo: mientras los demás países mejoraron un 4%, Nicaragua mejoró un 2%. Hay países como Guatemala (11%), Ecuador y Brasil que mejoraron un 12%”, agregó.

La UNESCO publicó los resultados del informe el 4 de diciembre en Brasil. “Todos los países latinoamericanos han venido haciendo un análisis de la situación y presentaciones, en el caso de Nicaragua suponemos que lo van hacer, porque es una manera de rendir cuentas a la sociedad sobre lo que se está haciendo en educación en un periodo interesante porque se hace un análisis comparativo de la segunda prueba en 2006 y la de 2013”, dijo la analista.

En 2006, Nicaragua se encontraba por encima de países como Guatemala, Ecuador, Panamá y Paraguay, y ahora ha sido superada, según Castillo. “Lo importante es encontrar por qué Nicaragua más bien bajó en ese promedio, en vez de mejorar”, señaló.

El informe revela que mientras los demás países latinoamericanos mejoran un 3% en (lectura) en 6to grado, Nicaragua ascendió un 1%. En matemáticas el caso es similar: el promedio latinoamericano mejoró un 6%, en cambio Nicaragua lo hizo en un 3%. “Indudablemente existen países que están haciendo mejor las cosas que Nicaragua”, comentó la experta.

Castillo cree que los factores que influyeron en estos resultados son la repetición de grados. Además que en los primeros grados los estudiantes de escuelas privadas tienen mejor nivel que las públicas, aunque después los resultados se equiparan cuando ascienden.

Según la experta, la mejoría que tuvieron países como Honduras se debe a factores de mayor inversión pública y una especie de pacto educativo: que incluye sindicatos, ministerio, organizaciones de la sociedad civil y cooperación externa, que trabajan en cosas muy básicas como los textos y la evaluación de los aprendizajes, a diferencia Nicaragua, donde el gobierno controla la educación. “En esos países hay un seguimiento de parte de organizaciones de la sociedad civil, que está encima de las escuelas para que cumplan con los horarios de clases”, explicó Castillo.

No existe una concertación educativa porque el ministerio no ha estado dispuesto a dialogar por el tema educativo, dijo Castillo. “En 2009 se hizo un esfuerzo para llegar a un consenso en educación, pero el ministerio de educación cerró sus puertas, y esto ha tenido varias repercusiones porque hay menos cooperación internacional. La educación necesita del concurso de todos, la educación no es una tarea que le corresponde al gobierno, tampoco es una responsabilidad exclusiva, es compartida”, sostuvo.

Según Castillo, la  educación en los grados evaluados (3er y 6to) debería ser una prioridad porque proporciona una base para el aprendizaje en secundaria. “Es urgente un alto en el camino y una revisión, porque este es un crecimiento vegetativo. Para que exista un avance debería  de crecer más significativamente”, agregó.

Las prioridades deberían ser la formación de los maestros, el incremento al presupuesto de educación y una política nacional, que integre el sector privado, organizaciones de la sociedad civil y cooperación internacional, según la investigadora. “La educación es una tarea de todos, y estamos quietos porque el Mined no nos brinda la oportunidad de participar”, concluyó.

Confidencial de Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario