Una gran pérdida para Nicaragua

Nicaragua sufre una gran pérdida con el fallecimiento del Dr. Emilio Álvarez Montalván.

Nicaragua sufre una gran pérdida con el fallecimiento del Dr. Emilio Álvarez Montalván.

Por Silvio Avilez Gallo

Se ha apagado una luminaria en el firmamento de la intelectualidad nicaragüense. El Dr. Emilio Álvarez Montalván nos dejó inesperadamente esta madrugada para emprender su viaje sin retorno, después de haber servido a la patria como sólo saben hacerlo quienes la llevan siempre en el corazón. A sus 95 años (cumpliría 96 el próximo 31 de julio), cumplió siempre con su vocación de servicio, primero como eminente oftalmólogo y después como polifacético intelectual, politólogo, diplomático, filósofo, hombre de letras que nunca hizo alardes de su sapiencia y más bien se caracterizó por la humildad y afabilidad en su trato con quienes fueron sus subalternos.

Tenía una mente privilegiada y a su avanzada edad, un discernimiento que envidiarían no pocos profesionales bastante más jóvenes. Los que tuvimos la suerte de servir bajo sus órdenes cuando fue Ministro de Relaciones Exteriores conservamos el mejor de los recuerdos de su trato siempre afable, cariñoso y respetuoso. Él supo perfectamente servir a sus semejantes y no servirse del puesto para su propio beneficio. Deja una estela luminosa muy difícil de borrar y sus descendientes deben de sentir la íntima satisfacción de haberlo tenido tantísimos años a su lado.

En esta hora de dolor para sus familiares y amigos, elevemos una oración al Padre misericordioso para que lo acoja en su seno y ocupe el merecido lugar que Dios le tenía reservado desde siempre. Paz a sus restos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario