Un empresario con sentido de la historia

Daniel Ortega y Carlos Pellas

Por Enrique Sáenz

Confidencial, el periódico digital que dirige Carlos Fernando Chamorro, publicó en días recientes una entrevista con Luis Cardenal, actual presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP, de El Salvador. Esta organización es el equivalente al Consejo Superior de la Empresa Privada, COSEP, de Nicaragua, solo que con mucho mayor poder económico.

Es interesante conocer los planteamientos de este dirigente empresarial salvadoreño por cuanto refleja la visión, desde un país cercano y con historia parecida, de un personaje influyente que no tiene nada ver con intereses políticos o económicos en nuestro país.

El entrevistador comentó al empresario: “en Nicaragua se alega que la alianza económica entre el sector privado con un gobierno autoritario que apoya los negocios, podría ser un modelo para replicarse en otras partes”. 

El empresario salvadoreño respondió:

Yo creo que ese es un modelo exitoso en un período de tiempo que puede ser corto o medianamente corto, pero no es sustentable en el largo plazo.

Porque al final del día “el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente”…Y te hago la referencia al caso de Somoza, agregó, ¿cuánto tiempo va a pasar hasta el momento que la sociedad ya no aguante tanta corrupción, para que reaccione?, y cuando reaccione vas a volver a tener, ¡Dios no quiera! otro conflicto armado que va a dar al traste con tus inversiones. Claro, vos estás apostando a que ese momento no se vislumbra todavía y que tenés oportunidad de sacarle rentabilidad a tus inversiones en las actuales circunstancias, más aún si vos cumplís con  las condiciones que te ha puesto Ortega que es: “no me critiqués, no te metas en política, no me lleves la contraria, no compitás conmigo, y habla bien de mí”…

Seguidamente, el presidente de la empresa privada salvadoreña agregó:

“Pero yo me pregunto,¿qué estabilidad a largo plazo puede tener una empresa cuando vos sabes que no existe un sistema judicial que imparta adecuada justicia? A la hora que vos tengás un conflicto con un competidor tuyo, pero el competidor tuyo es más amigo del dictador que vos, ¿quién va a ganar? ¿El que tienen la razón, o el que tiene el amigo? Y si después tenés un conflicto con el Gobierno ¿crees que tenés alguna oportunidad de verdadera justicia? Mientras no tengás conflictos, vos podés irla navegando, ¿pero vos crees que nunca vas a tener conflictos?”

La otra cosa son las ambiciones. Ahorita él se ha mantenido contento, él, su familia y sus allegados tienen suficiente con los negocios que manejan ¿qué sucede cuando el negocio principal del petróleo se les caiga o entre en algún problema y tenga que buscar como suplir esos ingresos en otro negocio? Y resulta que vos estás en ese negocio que él se quiere meter ¿vos crees que vas a tener chances de competir?

Y la tercera, él para gobernar tiene gente allegada, en este caso tengo entendido que es la familia, pero la familia después va a tener hijos, amigos, cuñados, y van a querer beneficiarse del poder, y van a haber más conflictos con otros, o van a querer meterse en otros negocios, y va a pasar lo otro que te digo: ¿a quién le dan el permiso, a quién no se lo dan? ¿Quién gana la licitación, quién pierde?;  ¿a quién le ponen la multa, a quién no?; ¿a quién lo persiguen fiscalmente o a quién lo dejan ir?. ¿Vos podés competir?

Al comentario de CFCH: “Pero según los líderes del sector privado de Nicaragua, hay una alianza con el Gobierno y es una relación estable…”

El dirigente empresarial salvadoreño respondió:

Es que yo no creo que pueda haber un sistema sostenible en el tiempo si no coinciden esos factores, y por eso nosotros que hemos padecido una guerra civil, que ya nos ha tocado sufrir un montón de cosas, no podemos darnos por vencidos en la primera dificultad, o en el primer bache en el camino y ceder, y decir: –“porque yo voy a ganar plata en este momento, entonces voy a hipotecar el país a largo plazo”. No sería correcto.

Entonces, aunque hay personas que puedan pensar de que lo importante es que yo haga negocios, sin importar cómo, yo creo que eso nos ha costado demasiado, hemos sufrido demasiado, hemos tenido guerra, han habido muertos, cómo para no aprender esa lección, que si lo que quieres es construir una mejor sociedad, estable de cara al futuro, tenés que corregir todos los males que te generaron los problemas que viviste en el pasado.

En el transcurso de su entrevista, el presidente de la ANEP acuñó dos frases contundentes: “La democracia no puede ser verdadera ni sostenible cuando las instituciones están tomadas por un partido político o por grupos de interés… no puede haber una empresa sana en una sociedad enferma.”

La entrevista es más larga, pero con los párrafos anteriores es suficiente para constatar que no todos los dirigentes empresariales tienen la avaricia como bandera y el oportunismo como recurso político. Las opiniones del presidente de los empresarios salvadoreños son una evidencia.  Obviamente Luis Cardenal no es un hombre de izquierda ni nada que se le parezca, pero, viniendo de donde vienen, sus opiniones son lo bastante lúcidas como para que las tengamos muy en cuenta. Muy en cuenta.

Del blog de Enrique Sáenz

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Es de mucho interés las opiniones del empresario Salvadoreño, solo que no hay que tratar de manipular esas declaraciones con un sentido diferente, porque algunos querrán decir que una opinión como es nos lleve a pensar que los empresarios deben estar en una actitud confrontativa con el gobierno y no con este gobierno sino que me atrevo a decir que es una posición inteligente, que debe seguir en cualquier sistema significa tener actitudes positivas, la confrontación solo lleva a situaciones como las de Venezuela porque allá hay intereses que no son constructivos ni nada por el estilo, pero que los grandes medios en manos de intereses obscuros su objetivo es hacer creer al mundo entero que la culpa es propiamente del gobierno, lo cierto es que sin actitudes constructivas no se llegaría a situaciones de dañar a la ciudadanía, nuestros ciudadanos nicaragüenses hemos aprendido que la confrontación no soluciona problemas, sino que los profundiza, pierde el país entero.

Deja un comentario