Tumarín: La evidencia de la corrupción de allá y de aquí | Nicaragua

politicos mentirososPor Roberto Samcam

El 19 de agosto del año 2012 escribimos el editorial que titulamos “Nuevo monopolio a la vista: De tontos nada, de demagogos mucho”. Parte II. Dadas las recientes informaciones aparecidas en diarios brasileños en relación a Tumarin, vale la pena recordar lo que decíamos entonces.

NUEVO MONOPOLIO A LA VISTA: DE TONTOS NADA, DE DEMAGOGOS MUCHO.


“No te pido Señor que me des dinero,

solo te pido que me dejes cerquita de él”.

Oración del sinvergüenza

En nuestro anterior Editorial correspondiente al sábado 12 de agosto, analizábamos el monopolio construido por la familia presidencial que nace a partir de la importación exclusiva del petróleo por parte del grupo empresarial perteneciente a la familia. Dicho monopolio, decíamos, abarcaba la susodicha importación del crudo venezolano, el almacenamiento y una cuota de mercado del 30 % de la distribución a nivel nacional. Todo esto se ha logrado gracias al uso y abuso del poder para haber privatizado la cooperación, supuestamente entre el Estado de Venezuela y Nicaragua. Como siempre ocurre en estos casos, los dictadores de cualquier parte del mundo no se conforman con “tan poco” y deciden ir por más, tomando en cuenta la hegemonía totalitaria y totalizante que tienen de los mecanismos de poder, de una población atemorizada y empobrecida y de una creciente riqueza que se reproduce enormemente, dado que están en sectores claves de la economía. Ahora se presenta otro filón para Ortega, precisamente en la industria energética, para crear un nuevo monopolio, más rapaz, más agresivo y mucho más perjudicial para la población nicaragüense.

La construcción de este nuevo monopolio tiene el mismo origen en el anterior, la importación del crudo venezolano que le permite ser el único importador y proveedor del Bunker, materia prima esencial para echar a andar las generadoras de energía. Se calcula que son 2 millones de barriles, a 100 dólares el barril, los que se entregan anualmente a estos agentes económicos. Esto deja 200 Millones de Dólares en el inicio de la cadena, nada despreciables para el tamaño de nuestra economía. El siguiente eslabón de la cadena lo constituye la generación energética, actual y potencial. Al día de hoy, el grupo de la familia Ortega – Murillo tiene 600 Mega Watts de Capacidad Instalada, suficiente para abastecer la demanda nacional (durante el año 2011 la demanda máxima anual en promedio fue de 569.5 MW). Dicha Capacidad Instalada no nació de la noche a la mañana, ni fue heredada, ni mucho menos donada por algún jeque árabe. Sencillamente nació de la privatización amañada, fraudulenta e ilegal que hicieron de las plantas generadoras regaladas al pueblo nicaragüense por los gobiernos de Taiwán y Venezuela, para, precisamente paliar los famosos apagones que hicieron tanto estrago en nuestra economía durante los años 80’s y 90’s, que también es necesario recordarlo, el naciente orteguismo surgido durante los famosos 16 años de gobiernos neo liberales, se opuso desde la Asamblea Nacional a aprobar proyectos de generación de energía mayores de 5 Mega Watts a través de una Ley que regulaba el tema. Por supuesto que una vez llegado al poder, lo primero que hicieron fue derogar la misma.

Los 600 MW de capacidad instalada dejan otra millonada de dólares a las rebosantes arcas del grupo empresarial de la familia gobernante, pues gracias a un convenio con el Ministerio de Energía y Minas, MEM, se tienen que pagar US $ 14.0352 por Kilowatt hora de potencia instalada durante los 15 años que dura dicho convenio. Para tener una pequeña idea de lo que esto representa, solo basta recurrir a una sencilla operación: convertir los 600 MegaWatt a Kilowatt y multiplicar esto por 14.0352, luego multiplicarlo por 12 meses de cada año y finalmente el resultado obtenido por 15 años. Nada despreciable. Esta es la capacidad instalada actual, pero hablemos un poco de la capacidad instalada potencial del Grupo de la familia. De acuerdo al Plan Nacional de Desarrollo Humano 2012 – 2016, presentado por el Asesor Paul Oquist, los proyectos energéticos de Alba Generación son dos: uno de generación geotérmica, ALBA GEO, de 35 MW a un costo de 140 Millones de Dólares y otro de generación eólica, ALBA VIENTOS, en Rivas, de 40 MW a un costo de 110 Millones de Dólares. Esto les daría una nueva capacidad instalada de 675 MW. Pero aún hay más. Para nadie es un secreto que el Grupo es parte de los inversionistas del Proyecto Hidroeléctrico TUMARIN, cuya capacidad de generación serán 253 MW. El costo a la fecha es de 1,126 Millones de Dólares, con un costo de inversión por Mega Watt de 4.5 Millones de Dólares y en esto habría que detenerse un poco. De acuerdo a investigaciones realizadas por el economista independiente Adolfo Acevedo Vogl, los costos de Proyectos Hidroeléctricos similares que se construyen en otros países y que son financiados inclusive por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, distan mucho de los costos que nos están anunciando y que van a repercutir en el cobro futuro de la tarifa eléctrica en nuestros hogares.

tabla_comparativa_tumarin

 

Como puede apreciarse, el costo de Tumarin es tan alto que cualquiera en su sano juicio recomendaría no construirla, pues la famosa Matriz Energética no cambiaría en absoluto para la economía de los hogares nicaragüenses ya que pagar la inversión resultará eterna y la tarifa energética no disminuirá en por lo menos 30 años, según ellos mismos han estimado.

Dejando a un lado este elevadísimo costo, cuya cifra no hace más que despertar las sospechas de la ciudadanía de que aquí se cuece algo más, si sumamos los 253 MW al Grupo de la familia gobernante dado que estarían invirtiendo en el mismo, tendrían nada más y nada menos que 928 MW, por mucho el de mayor capacidad en todo Centroamérica. Ahora bien, haría falta el último eslabón de la cadena: La Distribución. Actualmente, Gas Natural es la única distribuidora de energía en el país, sin embargo se han hecho públicas las pretensiones del gobierno de sacar de juego a la empresa española. Se aducen problemas de pérdida de energía, las que ubican en 55 Millones de Dólares anuales, además está la deuda que tienen con Alba Generación en concepto de compra de energía, la que suma 80 Millones de Dólares, a la que se suma la deuda que tienen con bancos y proveedores de energía, aproximadamente 70 Millones de Dólares. Estaríamos hablando de 205 Millones de Dólares en una empresa cuyas operaciones están valoradas en 340 Millones de Dólares en todo el país.

No dudamos que el pulpo empresarial de la familia gobernante “le echo el ojo” a las operaciones de Gas Natural y al final se adueñará de ella, ya que lograría tener el eslabón faltante que cerraría la cadena de un nuevo monopolio, el que dejaría a todos los nicaragüenses a merced de los Ortega – Murillo. Un monopolio que se estaría construyendo a partir del abuso del poder para, en primer lugar, despojarnos a todos los ciudadanos de las plantas generadoras que llegaron al país donadas por Taiwán y Venezuela y que los ha convertido de la noche a la mañana en los máximos generadores de energía en Nicaragua.

Casi tres años después de haber escrito este editorial, podemos hacer algunas observaciones:

1.- La cuota de mercado de distribución de combustible del Holding Empresarial de la familia presidencial es ligeramente superior al 50 %, de ahí que aunque el petróleo baje, aquí los combustibles suben ya que están involucrados en el negocio de las gasolineras con DNP- Petronic.

2.- El precio del barril de Bunker C al mes de marzo de este año era de apenas US $ 40.00, reduciéndose en 60 % los ingresos por la comercialización del combustible a las generadoras.

3.- De acuerdo a declaraciones del Ing. Richard Adolfo Rodríguez Beneditt (dadas en una entevista publica), quien trabajó en una de las plantas de generación eléctrica de la familia presidencial, ALBA GENERACION disponía en aquel entonces de 560 MW de capacidad instalada, antes de la inauguración del parque eólico Camilo Ortega Saavedra, o sea, que en la actualidad la CI es de 600 MW, suficiente para atender la demanda nacional.

4.- ALBA GEO no será construido, con la caída de los precios de petróleo sale más barato generar energía térmica que eólica.

5.- Los casi 700 millones de dólares de sobre valoración artificial de Tumarin, de acuerdo a la prensa brasileña estaban destinados al pago de sobornos en Brasil. La pregunta que cabe es: Los “dunditos” de aquí no sabían nada de esto y no aprovecharon para cobrar su “comisioncita”?

6.- La participación de Alba Generación en Tumarin era una presunción, sin embargo, ante las evidencias de corrupción externa, las sospechas de corrupción a lo interno debido a la sobre evaluación del proyecto y la defensa acérrima que ha asumido el gobierno sobre el mismo, no hacen sino sospechar de que Tumarin iba camino a convertirse en una “Mega Lavandería”, igual que su pariente, “la obra más importante de la humanidad en el Siglo XXI”.

7.- Gas Natural se fue del país, dejando a TSK al frente de las operaciones de distribución de energía. Se habló en su momento de una oferta de compra por parte de TSK de aproximadamente 53 millones de dólares, sin embargo GN tenía una deuda con Alba Caruna cercana a los 80 millones de dólares. Al día de hoy, se especula que el Holding Empresarial es dueño de al menos el 40 % de las acciones de la nueva empresa distribuidora de energía. Coincidentemente, el representante del Estado, de la familia, del partido y de Alba Generación ante TSK es Francisco López, tesorero del FSLN y Vicepresidente de ALBANISA.¿ Coincidencia? Tal vez.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario