Seguro Social de Nicaragua al borde del colapso económico

inss_colapso_nicaragua

El Seguro Social acumula, a junio 2014, 21,200 nuevos afiliados, apenas tres por ciento más en relación con diciembre del año pasado.. LA PRENSA/ ARCHIVO

Al mes de junio de este año reportan un déficit por C$$243.2 millones, lejos del superávit de junio de 2013

Por Wendy Álvarez Hidalgo

Tomado del diario La Prensa de Nicaragua

La reforma al Seguro Social, que entró en vigencia en enero pasado, no ha podido sacar de la crisis al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social. Por el contrario, el balance financiero global del INSS refleja un aceleramiento en el deterioro de las finanzas a junio de este año, cuyo déficit alcanza los 243.2 millones de córdobas, un resultado alarmante si se compara con el mismo período del año pasado, cuando sin haber reforma había un superávit por 440 millones de córdobas.

De hecho, ese déficit (es decir la necesidad de financiamiento para cubrir los gastos totales del Seguro Social) es superior al del cierre de 2013, cuando por primera vez desde 1990 el INSS registró un saldo en rojo por 201.1 millones de córdobas en su balance financiero, advierte el economista Adolfo Acevedo.

La situación actual de las finanzas del INSS, según los economistas Acevedo y Manuel Israel Ruiz, pone en riesgo la meta del Gobierno de garantizar la sobrevivencia de este hasta 2036 y temen que la reforma se convierta en un fracaso, lo que llevaría a la quiebra al Seguro Social.

¿En qué radica la crisis? El problema es que los ingresos del Seguro Social están aumentando a igual ritmo que antes de la reforma y los gastos crecen aceleradamente.

Para Acevedo, los resultados financieros del INSS a junio confirman que no bastó el incremento gradual en la cuota de la patronal, el ajuste de la fórmula de cálculo de las pensiones, el aumento del techo del salario máximo cotizable y el cambio en la forma en cómo se fija el incremento anual de las pensiones mínimas, para sacar de la crisis las finanzas del Seguro Social.

Las modificaciones antes descritas, cuyas negociaciones duraron menos de tres meses y se manejaron discretamente, fueron pactadas por el Gobierno, empresa privada y los sindicatos. No hubo un debate nacional sobre esa reforma.

POBRES INVERSIONES

Los datos del BCN indican que a junio el INSS tenía registrado en concepto de ingresos 7,647.6 millones de córdobas, de los cuales 7,202.9 fueron por contribuciones sociales, en parte por el incremento de la base de los asegurados.

A junio de este año, el Seguro Social acumula 21,200 nuevos afiliados, apenas tres por ciento más en relación con diciembre del año pasado. Ese crecimiento de la base está lejos del ocho por ciento que el Gobierno había proyectado con la reforma para este año.

Acevedo también alerta sobre la drástica caída (33.7 por ciento) de los ingresos por rendimiento de las inversiones del Seguro Social respecto a junio del año pasado. Esta situación se podría explicar, según el economista, por el hecho de que ahora las inversiones que se hacen con los fondos del INSS las decide el Ministerio de Hacienda y posiblemente se esté decidiendo invertir principalmente en la compra de títulos valores del Estado, por los que se obtienen pobres intereses o rendimientos.

A junio el Seguro Social ha captado 444.7 millones de córdobas por esas inversiones, inferior en relación con los 670.5 millones que se habían registrado en el mismo período del año pasado.

Gasto se engruesan

Y mientras los ingresos del Seguro Social crecen en la primera mitad del año 11.4 por ciento, el gasto (7,890.9 millones de córdobas) se expandió 23.7 por ciento en relación con junio del año pasado. ¿En qué está gastando más el INSS?

Las cifras de su balance operativo que publica el Banco Central de Nicaragua refleja que el saldo de la nómina del INSS (26.4 por ciento), la cobertura para el pago de nuevos pensionados y otras prestaciones (25.2 por ciento), así como la compra de bienes y servicios (20.6 por ciento) están creciendo aceleradamente en relación con junio del año pasado.

Y aunque el BCN refleja que los gastos por concepto de transferencia (el cual no indica cuál es el destino de esa transferencia) cae 70.7 por ciento, lo cierto es que dicho monto es ínfimo (quinientos mil córdobas) y por tanto no incide en el resultado global del indicador.

“Como resultado del hecho de que los ingresos totales estaban creciendo al 11.4 por ciento mientras los Gastos Operativos se incrementaron en 23.7 por ciento, el Resultado Operativo Neto del INSS —es decir los ingresos totales menos los gastos operativos— a junio 2014 era 79.5 por ciento menor que lo que fue a junio de 2013”, explica Acevedo.

El especialista en temas de Seguridad Social, Manuel Israel Ruiz, indica que los resultados financieros que arroja el balance global del INSS en la primera mitad del año confirman que se requiere una reforma integral y no “parches”, como los que se hicieron recientemente.

Ruiz señala que es urgente reducir a seis por ciento los gastos operativos del INSS, tal como lo establece el reglamento del Sistema Financiero o de lo contrario no habrán pensiones a corto plazo. Ruiz lamenta que haya discreción en el manejo de las inversiones.

Tanto Ruiz como Acevedo reclaman al Gobierno claridad sobre el pago de la deuda que el Estado se comprometió a honrar a partir de este año al INSS, pero que no aparece reflejado en el Presupuesto General de la República.

Enlace: La Prensa de Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario