Seguridad mexicana establece riguroso protocolo para reguardar al Chapo | Narcotráfico

El chapo y Kate

El Chapo y Kate

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) de México afirmó que las condiciones del penal del Altiplano, donde está recluido el narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, “cumplen plenamente con protocolos internacionales en la materia”.

Tras la recaptura del capo el viernes pasado y su retorno a la prisión de la que escapó hace seis meses, el titular de la CNS, Renato Sales, “estableció un riguroso esquema de supervisión bajo su mando para verificar el cumplimiento de los protocolos ordenados para el acceso de personal y de visitas”.

Además, ordenó “la implementación de las medidas necesarias para reforzar la seguridad dentro del penal, asegurándose que cumplan con los estándares internacionales”, indicó la institución en un comunicado.

Entre las medidas, detalló, está la actualización de la tecnología en el ingreso del personal que trabaja en el Altiplano, de las visitas y de la misma población penitenciaria.

Sales hizo un recorrido de cuatro horas por las instalaciones de la cárcel de máxima seguridad, ubicada en el central Estado de México, con otros funcionarios, entre ellos el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo.

Durante la visita revisaron los filtros de acceso, los mecanismos de esclusas, el funcionamiento de las cámaras, la seguridad del perímetro y las condiciones de monitoreo en los centros de mando.

La actriz mexicana Kate del Castillo, reconocida por su interpretación de la narcotraficante “La Reina del Sur”, ahora es la estrella de un drama mediático por gestionar la entrevista clandestina que le dio el capo Joaquín “El Chapo” Guzmán al actor estadounidense Sean Penn cuando estaba prófugo.

Siendo hija del legendario galán de telenovelas Eric del Castillo, la actriz de 43 años nació prácticamente entre los foros de Televisa de la capital mexicana el 23 de octubre de 1972.

En sus inicios como actriz participó en novelas rosas, un pasado que quedo sepultado al darle vida en 2011 a la narcotraficante “La Reina del Sur”.

La vida de Del Castillo había transcurrido sin escándalos mayores hasta febrero de 2012 cuando tuvo un arranque de catarsis plasmado en tuits en los que reniega del matrimonio y la esfera política mexicana.

Pero la actriz divorciada, de cabello largo café y cejas tupidas, tuvo la osadía de dirigirle una par de tuits a “El Chapo” cuando llevaba 11 años de prófugo, aunque después aseguró que no eran serios.

“Hoy creo más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas”, decía uno de esos mensajes, que formaban parte de una carta al criminal. AFP – Agencia SNN.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario