Se desconoce calidad del 80% de viviendas en Nicaragua

Ilustración / Imagen de www.laprensa.com.ni

Ilustración / Imagen de www.laprensa.com.ni

Ocho de cada diez viviendas que se construyen en Nicaragua tienen calidad desconocida, por lo que es necesario tomar acciones de control en la construcción, en especial en Managua, por su alta sismicidad, advirtieron hoy expertos nicaragüenses. “Hay que hacer énfasis en la construcción informal, que representa el 80% y está con materiales y procedimientos sin control”, señaló el directivo de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, Fernando Valle Cantón, durante un foro sobre riesgos sísmicos, informó la agencia EFE. Casi el total de las viviendas que son supervisadas durante su construcción pertenecen a las urbanizaciones, cuyo mercado empezó a expandirse en la presente década, recordó el especialista. El tema fue debatido en la Universidad Iberoamericana de Ciencia y Tecnología (Unicit), en Managua, a raíz de una serie de terremotos ocurridos en Nicaragua desde el pasado 10 de abril.

Una “alerta roja extrema” se mantiene en los departamentos de Managua y León desde ese día, cuando una serie de terremotos causó dos muertos, decenas de heridos, miles de damnificados y dañó al menos 2.403 viviendas. Los sismos destructivos presentaron magnitudes de entre 4,4 y 6,7 en la escala abierta de Richter, la mayoría ubicados entre los volcanes Apoyeque y Momotombo, al noroeste de Managua. Se trata de la más fuerte actividad sísmica registrada en el país desde el devastador terremoto de 1972, que costó la vida a unas 10.000 personas. “No es la naturaleza que está contra nosotros, sino nosotros mismos”, dijo, por su lado, el geólogo William Martínez, quien recordó que “de todos los fenómenos naturales, el único que no mata es el terremoto”. Lo que realmente quita la vida a las personas son las casas y edificios mal construidos, o levantados sobre fallas geológicas, indicó Martínez.

“Las cosas (técnicas) las aplicamos tarde y todo el conocimiento científico nos llega tarde. Las construcciones sismorresistentes se aplicaron desde 1973, pero desgraciadamente dejamos de darle seguimiento y se armó el caos”, apuntó Martínez, en referencia al crecimiento desordenado de Managua. La forma en que se ha desarrollado Managua y su infraestructura ahora está siendo objeto de estudio de parte del Gobierno. “La actividad sísmica actual está sacando a flote todos los defectos en construcciones modernas y antiguas”, señaló Martínez, en alusión a edificios y monumentos que está demoliendo la Alcaldía de Managua bajo el argumento de que no resistirán un sismo destructivo.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario