Retan la teoría de Einstein

albert_einsteinUn nuevo estudio afirma haber encontrado evidencia de que la velocidad de la luz, tal y como la estipuló Einstein en su teoría de la relatividad general, es realmente menor de lo pensado. El artículo, escrito por el físico James Franson de la Universidad de Maryland, ha copado la atención de la comunidad de la física al poner en duda la exactitud de la reconocida teoría de la relatividad general. Dicha teoría sugiere que la luz viaja a una velocidad constante de 299.792.458 metros por segundo en el vacío, un valor que es de uso universal en la mayoría de mediciones relacionadas con el cosmos. Franson afirma que llegó a esa conjetura basándose en las observaciones realizadas a la supernova SN 1987A, que estalló en febrero de 1987. El colapso de la estrella provocó un estallido de neutrinos, una partícula subatómica elemental eléctricamente neutra y con una interacción débil, según publica Phys.org.

Según las cifras de Einstein, esto debería haber ocurrido alrededor de tres horas antes de percibir el estallido de luz óptica y desde ese momento en adelante, los pulsos deberían haber ido parejos, ya que viajaban a la velocidad de la luz. Sin embargo, la luz óptica llegó aproximadamente 7,7 horas después que los neutrinos, es decir, con 4,7 horas de retraso. El físico de la Universidad de Maryland cree que el retraso podría haber sido porque la luz se hacía de hecho más lenta a medida que viajaba por algo conocido como la “polarización del vacío”. Durante este fenómeno, los fotones se descomponen en algo conocido como positrones y electrones por una fracción de segundo, antes de combinarse de nuevo, lo que podría afectar la energía de las partículas, causando la variación de velocidad.

Franson argumenta que el proceso podría tener un impacto gradual en la velocidad del fotón, lo que significa que durante los 168.000 años de luz, la distancia entre la Tierra y SN 1987A, los fotones pudieron haber sufrido ese retraso de casi cinco horas. Si el físico llega a tener razón, significaría que los científicos tendrían que volver a calcular todo, desde la distancia al Sol, hasta la de algunos de los objetos más distantes observados en otras galaxias. El estudio del doctor Franson fue presentado en el New Journal of Physics y actualmente está sometido a revisión por sus colegas.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario