Productores nicaragüenses rechazan acuerdo con Costa Rica

Michael Healy

Michael Healy

Productores nicaragüenses rechazaron este viernes el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de su país y Costa Rica para reanudar el intercambio comercial de productos lácteos entre ambos países, deteriorado desde mayo pasado, publicó la agencia Xinhua.

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), en declaraciones a la prensa aseguró que los ganaderos de su país resultarán afectados por el acuerdo que no habilitará de forma inmediata la exportación lechera entre ambos países.

Healy aseguró que los negociadores debieron exigir la inmediata apertura de la frontera de Costa Rica a las exportaciones de leche proveniente de Nicaragua, que, dijo, es el país con mayor producción de lácteos en la región, a precios sumamente competitivos.

Medida “proteccionista”

El comercio de productos lácteos entre ambos países se interrumpió luego que Costa Rica, prohibiera en mayo pasado la entrada a su territorio de productos lácteos de la empresa Lala, una de las mayores compañías lecheras de México, con una fuerte presencia en Nicaragua, donde opera una planta procesadora de leche y otros productos. Autoridades costarricenses alegaron inconformidades en los estándares de calidad de la planta procesadora de leche de Lala en Nicaragua.

La Cámara Nacional de Productores de Leche de Costa Rica alegó en un comunicado que no se trataba de un conflicto comercial entre ambos países, sino del cumplimiento de normas establecidas en el Codex Alimentario en los Reglamentos Técnicos Centroamericanos y los reglamentos nacionales de ambos países relacionados con la inocuidad de los productos lácteos.

No obstante, los productores ganaderos nicaragüenses calificaron como “proteccionista” la medida adoptada por el Gobierno de Costa Rica y aseguraron que la verdadera razón de la misma es que la producción de lácteos de Nicaragua, es sumamente competitiva por sus bajos precios.

“Somos el país que más leche produce”

“Nos hemos vuelto competitivos en el sector lácteo y eso está creando miedo en la región, porque somos el país que más leche produce, somos altamente competitivos y además producimos el litro más barato”, dijo Healy. El acuerdo entre ambos países se produjo tras dos días de negociaciones entre representantes del Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) del Ministerio de Agricultura de Costa Rica y el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) de Nicaragua.

Según el acuerdo, el IPSA realizará estudios en la planta de la empresa costarricense Dos Pinos, para el cumplimiento de requerimientos sanitarios, los que una vez realizados permitirá la habilitación del flujo comercial de la planta en Nicaragua de productos Lala hacia el mercado costarricense.

Healy aseguró que el problema es que la empresa Lala, de capital mexicano, ha comprado una planta procesadora de leche en Costa Rica y, seguramente, acopiará materia prima en esa nación, hecho que repercutirá negativamente en el acopio de leche en Nicaragua.

Lecheros ticos satisfechos

La Cámara de Productores de Leche manifestó satisfacción con los resultados de la discusión sobre el conflicto lácteo entre Costa Rica y Nicaragua. José Madriz, presidente de esta agrupación, descartó intereses empresariales en dicho conflicto y resaltó que se trata de una discusión exclusivamente técnica, reportó el diario La Nación.

Este miércoles, funcionarios técnicos del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y del Instituto de Sanidad y Protección Agropecuaria (IPSA) de Nicaragua se reunieron para buscar una salida al bloqueo que mantiene Nicaragua de los productos Dos Pinos y Costa Rica de los productos de la empresa mexicana Lala de dos plantas nicaragüenses.

Pese a que se mantiene el impedimento, las autoridades costarricenses están a la espera de pruebas que garanticen la seguridad de la leche que se produce en Nicaragua. Por su parte, las autoridades del país vecino revisan las mejoras que habría hecho Dos Pinos en su planta en Costa Rica.

Persiste molestia por cierre de fronteras

“Nos satisface la posición del Senasa y la seriedad con que se tomó esto. Se apegó a las normas técnicas y se defendió que los alimentos que se ponen en los anaqueles en el país deben cumplir normas básicas de inocuidad”, señaló Madriz.

Agregó que están a la espera de “pruebas fehacientes” de las mejoras que garanticen la seguridad de los productos de Lala.

El gerente de asuntos corporativos de Dos Pinos, Francisco Arias, manifestó disconformidad con la posición de Nicaragua de no abrir las fronteras a sus productos, pues aseguró que ya se resolvieron los anomalías detectadas en su planta.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario