¿Por qué la Unión Europea se resiste a sancionar a Rusia?

rusia_ueLa Unión Europea lleva meses mostrando una extrema renuencia a endurecer las sanciones a Rusia por su supuesto papel en la crisis en Ucrania. El bloque ha preferido dar pequeños pasos, como prohibiciones de viajes y congelación de activos a individuos en lugar de ir tras el “círculo íntimo” que rodea al presidente, Vladimir Putin. Y los líderes europeos en repetidas ocasiones han evitado entrar en lo que llaman “sanciones de nivel 3”: las que afectan a sectores de la economía rusa.

La realidad es que la UE, hasta ahora, ha peleado para encontrar unidad acerca de cómo responder a Rusia. Las sanciones requieren unanimidad y han tenido que conformarse con el mínimo común denominador. Alemania e Italia, por poner dos ejemplos, han sido cuidadosos de no inquietar sus relaciones con Moscú. Italia, con su frágil economía todavía cerca de la recesión, es muy dependiente de la energía rusa.

Los alemanes, por su parte, tienen 6.000 compañías que hacen negocios en Rusia. Algunos de sus más importantes industriales han sido claros al oponerse a las sanciones. Francia ha resistido las presiones para que frenara la entrega de dos barcos portahelicópteros anfibios del tipo Mistral. De hecho, el mes pasado 400 marinos rusos llegaron al puerto francés de Saint Nazaire para ser entrenados, informó BBC Mundo.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario