PLI respalda en AN documento emitido por obispos

asamblea_nacional_ilustracionLa Bancada de la Alianza PLI (BAPLI) presentó ante la Primera Secretaría de la Asamblea Nacional una “Declaratoria de Respaldo” al documento emitido el pasado 21 de mayo, por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN); para que el gobierno del presidente Daniel Ortega implemente las acciones necesarias para su cumplimiento, informó una nota de prensa enviada a Carta Bodán. La BAPLI expresa en la propuesta de declaratoria su apoyo “total e incondicional” al texto titulado “en búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor”.

Además, esta bancada parlamentaria demanda al presidente Ortega, “que acoja y dé respuesta a las demandas contenidas en dicho documento de los obispos, como mecanismos para garantizar la paz social en nuestro país”. Agrega que el gobierno debe solucionar los graves problemas que aquejan a la mayoría de los nicaragüenses, como son la pobreza, el desempleo, y “la violación de los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos nicaragüenses”.

También solicitó convocar a un “diálogo nacional sin exclusiones, como mecanismo legítimo para la adecuada solución a los actuales problemas existentes en el país”. También demanda que el Presidente Ortega promueva “a lo inmediato las acciones tendentes a una reforma profunda del sistema electoral, para garantizar el respeto a la voluntad popular y el derecho fundamental de todos los ciudadanos a contar con la cédula de identidad”.

Se declara satisfecho con Centro Carter

El Partido Liberal Independiente (PLI) expresó su satisfacción con el comunicado emitido por el Centro Carter, una organización no gubernamental que trabaja a favor de la democracia y el respeto a la voluntad popular y cuyo fundador, el ex Presidente Jimmy Carter, ha estado históricamente vinculado a Nicaragua, informó una nota de prensa enviada a Carta Bodán. “Nos satisface esta Declaración, porque representa el reconocimiento del Centro Carter a la veracidad de nuestras denuncias sobre los reiterados fraudes electorales que se han producido en Nicaragua desde los comicios municipales de 2008, cuando demostramos mediante la publicación de las actas de escrutinio, que se había violentado la voluntad popular en Managua y otros cuarenta municipios”, manifestó la organización política.

“Los fraudes electorales en las elecciones nacionales, municipales y regionales desde 2008 hasta la fecha, pusieron en evidencia la voluntad reiterada de quienes, incumpliendo su deber de ser garantes de la democracia representativa, han tratado de destruir la confianza de los electores en el sufragio como medio civilizado y pacífico de optar al poder”, agregó. Sobre las elecciones nacionales de 2011, reconoce el Comunicado, que fueron “los comicios nacionales más opacos de los últimos veinte años en Nicaragua”, expresando a la vez su esperanza de que “las autoridades conduzcan una seria y profunda revisión del sistema electoral nicaragüense”.

“Y aunque ponemos en duda esas intenciones de nuestras autoridades, que al contrario han pervertido el sistema electoral, aplaudimos esta exhortación que, aunada a las voces autorizadas de los señores Obispos de la Conferencia Episcopal, tienen como único propósito la búsqueda de la verdad en el respeto a la voluntad del pueblo nicaragüense. El Centro Carter, que ha sido testigo de las arbitrariedades y el abuso gubernamental denunciados por el PLI en diversos procesos electorales, se suma con este Comunicado a la alturada voz de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, que ha señalado también la necesidad de depurar el poder electoral como condición previa para realización de nuevas elecciones”, añadió el PLI.

Llaman a OEA a recuperar credibilidad

Según dicho partido, “como ciudadanos nos satisface saber que no estamos solos y que la comunidad internacional debe hacerse eco a no olvidar y prestar atención al estado de la democracia en Nicaragua para que podamos regresar a procesos electorales justos, transparentes y aceptados en sus resultados”.

“En el PLI consideramos que, para recuperar su credibilidad, la Organización de los Estados Americanos debe volver a su objetivo primigenio establecido en la Carta Democrática Interamericana, como lo es la preservación de la democracia representativa y participativa, basada en el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho, la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo, el régimen plural de partidos y organizaciones políticas y la separación e independencia de los poderes públicos”, agregó.

“Solo queda la respuesta oficial a estas demandas y planteamientos, que no pueden ni deben ser ignorados por quienes hoy abusan del poder público para violentar la voluntad ciudadana. Estamos convencidos de que la historia se encargará de juzgar a quienes estuvieron al lado de la libertad y la democracia y a sus detractores”, finalizó.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario