Piden pago por tierras que nueva central hidroeléctrica afectará en Nicaragua

 

Ilustración / Imagen de www.lajornadanet.com

Ilustración / Imagen de www.lajornadanet.com

Pobladores de una comunidad de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) de Nicaragua, donde está previsto que se construya una central hidroeléctrica, demandaron hoy el pago de 9,6 millones de dólares por sus tierras que se verían afectadas por esa obra, informó la agencia EFE.

La petición fue hecha a la empresa Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), creada por la estatal brasileña Eletrobras y el conglomerado Queiroz Galvão, que está a cargo de la construcción de la hidroeléctrica Tumarín, en el municipio de La Cruz de Río Grande, en el Caribe Sur.

El representante legal de los reclamantes, Francisco Delgadillo, dijo en rueda de prensa que unas 5.590 hectáreas serían afectadas por la construcción de esa central hidroeléctrica, por lo que piden 1.717,3 dólares por cada una.

“Nosotros llegamos a exigir nuestro pago, nosotros no teníamos en venta nuestras fincas”, dijo, por su lado, la líder de Apawás, la comunidad afectada, Isabel Díaz.

Los reclamantes dijeron estar en un dilema, pues por un lado CHN se excusa del pago a falta de los últimos acuerdos del proyecto con el Gobierno, y por otra parte no pueden trabajar sus tierras porque en cualquier momento dejarán de ser suyas.

Un total de 149 dueños de propiedades están en dicha situación, sin que el Gobierno ni la empresa hayan dado señales de una posible solución, sostuvo Delgadillo.

El proyecto hidroeléctrico Tumaríne tendrá una inversión de 1.100 millones de dólares y con él se busca generar 253 megavatios de energía, la mitad de lo que consume Nicaragua.

El Gobierno nicaragüense y la CHN firmaron en marzo pasado un acuerdo para el desarrollo del millonario proyecto hidroeléctrico en los próximos cuatro años.

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), principal entidad de fomento del Gobierno de Brasil, concedió a Nicaragua un préstamo por 342 millones de dólares para la construcción de Tumarín.

También financia la obra el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) con 252 millones de dólares y se gestiona la participación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial.

No obstante,  y su socio en el proyecto, la empresa privada brasileña Queiroz Galvão, están dispuestos a invertir hasta el 47 % del costo de la obra, por lo que ya estaría prácticamente financiada, dice EFE.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario