Piden ayuda para repatriar cuerpo de nicaragüense fallecida en España

Janeth Beltrán Martínez, nicaragüense de 30 años de edad, quien falleció en Toledo, España, tras esperar más de cuatro horas para ser atendida, según reportan sus familiares.

Janeth Beltrán Martínez, nicaragüense de 30 años de edad, quien falleció en Toledo, España, tras esperar más de cuatro horas para ser atendida, según reportan sus familiares.

Janeth Beltrán Martínez, una joven nicaragüense de 30 años, murió en la noche de este viernes en el servicio de Urgencias del hospital toledano Virgen de la Salud tras permanecer más de cuatro horas sin ser atendida por un médico.

Según publica Elplural.com, la joven no tenía tarjeta sanitaria. “Nos dijeron que le dejáramos el pasaporte y enseguida nos condujeron a la sala de espera. Allí estuvimos hasta las 23.00 horas aproximadamente, sin que ningún médico la viera y eso que estuve pidiendo ayuda durante cuatro horas”, relata Ariadna, la amiga que acompañó a la fallecida al centro.

Adriana, asegura que Janeth llegó en muy mal estado al hospital. “Le dolía mucho la cabeza y apenas podía ver” Además padecía convulsiones y vomitaba con frecuencia.

“Había más gente en la sala, pero nadie estaba tan malita como Janeth, que no paraba de gemir sobre mi regazo, repitiendo constantemente que le dolía mucho la cabeza, que no veía nada y echando una saliva sospechosa”, dijo Adriana.

A las 22.00 horas, la joven decidió llevarse a su amiga a otro centro, pero a la salida del hospital fue interceptada por una enfermera. “Al verla en tan mal estado la echaron en una camilla, la metieron en un pequeña habitación y empezaron a entubarla. A mí me mandaron a la sala de espera. Al rato me hicieron llamar para que subiera a la UCI y una doctora salió y me anunció su muerte, asegurando que se le había parado el corazón y que no respondía a la reanimación”, relató Adriana.

La familia, sin dinero para la repatriación, se consuela en Facebook
 
La familia de la víctima, que vive en Managua, ha colgado en su página de Facebook varias fotos del velatorio y pide donaciones para la incineración o el traslado de los restos mortales hasta el país centroamericano. 

Los familiares de Janeth Beltrán, residentes en Managua, no disponen de medios económicos para costear la expatriación de los restos ni para pagar la incineración. La madre de la fallecida ha compartido su tristeza en Facebook con varias fotos del funeral de su hija.

El tanatorio pide 900 euros para poder velar el cuerpo en sus instalaciones. Al no poder pagar nadie esa cantidad de dinero, el duelo de Janeth se ha realizado en una sala no acondicionada para funerales.

La embajada se desentiende

Alejandra, que todavía no ha digerido la muerte de su prima, está esperando junto al resto de la familia el resultado de la autopsia, “que parece ser nos lo darán este lunes”, dice. Del mismo modo, no sabe si la madre de Jeaneth o alguno de sus cinco hermanos que viven en Managua vendrá a Toledo para repatriar el cuerpo o llevarse las cenizas. “El tanatorio nos ha ampliado el plazo hasta el martes; la tienen congelada y gracias a dios no nos cobra nada”, concreta, a la vez que lamenta la indiferencia de la embajada de Nicaragua en Madrid. “Nos han dicho que no hay dinero, así que no sabemos qué va a pasar”, concluye.

Telenorte

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario