Para Miguel D’Escoto “el Espíritu Santo habla a través de Fidel Castro”

 

El Nuncio Apostólico Fortunatus Nwachukwu (a la derecha de Ortega) fue quien recomendo a Miguel D'Escoto escribir la papa Francisco para que suspendiera el castigo que le impuso Su Santidad Juan Pablo II.

El Nuncio Apostólico Fortunatus Nwachukwu (a la derecha de Ortega) fue quien recomendó a Miguel D’Escoto escribir al papa Francisco para que suspendiera el castigo que le impuso Su Santidad Juan Pablo II.

Para el “cura renegado”, como se le conoció en Nicaragua a Miguel D’Escoto Brockmann durante la dictadura militar del Frente Sandinista en los años 80,  el dictador cubano Fidel Castro es “un elegido de Dios para transmitir el mensaje del Espíritu Santo en América Latina”, según dio a conocer la agencia de noticias española EFE.

D’Escoto, quien fue ministro de Relaciones Exteriores del régimen sandinista encabezado por Daniel Ortega en el período citado, se vio en vuelto en varios escándalos y jamás respondió por la muerte de un joven cuyo cadáver apareció flotando en la piscina de la mansión confiscada donde vivía, tras una de las tantas fiestas privadas que el funcionario organizaba y a las que generalmente invitaba a jóvenes del sexo masculino. La Policía Sandinista tampoco mostró interés en investigar dicha muerte y los detalles fueron ocultados al público por medio de la férrea censura de prensa que el gobierno impuso durante la época, comentó un ex diplomático nicaragüense radicado en Costa Rica a “Nicaragua Hoy”.

D’Escoto Brockmann, actual asesor para asuntos limítrofes y de relaciones internacionales del Gobierno del presidente de Nicaragua, el sandinista Daniel Ortega, brindó estas declaraciones sobre Fidel Castro un día después de que El Vaticano hiciera pública la decisión papal de levantarle la “suspensión a divinis” que le había impuesto el papa Juan Pablo II, reseña la agencia de noticias.

“El Vaticano puede silenciar a todo el mundo, entonces Dios hará que las piedras hablen y que las piedras transmitan su mensaje, pero no hizo eso, escogió al más grande latinoamericano de casi todos los tiempos: Fidel Castro”, declaró el religioso, de 81 años, al Canal 4 de la televisión local, propiedad de la familia Ortega Murillo.

“Es a través de Fidel Castro que el Espíritu Santo nos transmite el mensaje. Ese mensaje de Jesús, de la necesidad de luchar por establecer firme e irreversiblemente el reino de Dios en esta tierra, que es su alternativa al imperio”, continuó.

Asimismo, el también expresidente de la Asamblea General de la ONU reveló que el levantamiento de su castigo ocurrió gracias al apoyo del nuncio apostólico en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, quien le recomendó escribir una carta al papa Francisco para solicitar el cese de la suspensión, indica EFE.

D’Escoto Brockmann anunció también que una película sobre su vida recién fue terminada de editar en Italia y que, posiblemente, se presente el 1 de octubre próximo.

“El nombre que le pusieron es ‘The problem maker’, ‘El que le causa problemas al imperio'”, dijo el sacerdote, entre risas.

Miguel D’Escoto Brockmann nació el 5 de febrero de 1933 en Los Ángeles (Estados Unidos), fue ordenado en Nueva York en 1961 y se convirtió en uno de los exponentes de la Teología de la Liberación, agrega EFE.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario