Para el régimen todos son descartables | Nicaragua

Roberto Samcam

Roberto Samcam

Por Roberto Samcam

Esta semana que está por terminar nos deja varias lecciones, las que deberían ser tomadas en cuenta, en primer lugar, por quienes aún creen en las bondades del régimen, en sus líderes y en santos que orinan. Lo que se ha puesto de manifiesto es que todos, absolutamente todos en este país y en este gobierno son descartables y los únicos que se salvan de esta categorización son los miembros de la familia gobernante, siempre y cuando no alcen su voz en contra y se muestren contrarios a los designios que emanan del Reparto El Carmen. Ministros, magistrados, diputados, alcaldes, concejales, jueces, comisionados, generales, coroneles, aliados, periodistas, dueños de medios de comunicación, empresarios, amigos, parientes y cualquiera que crea que goza del beneplácito de la familia está en la lista de descartables. No hay tal que existan imprescindibles fuera del cerrado círculo familiar, los únicos imprescindibles son ellos.

DESAFORACION DE BROOKLYN RIVERA

Durante años, pero muchos años, casi inmediatamente después de finalizada la guerra de los años 80’s, los principales dirigentes misquitos se convirtieron en aliados de los sucesivos gobiernos post revolución. Por ahí se dieron negocios de tierras, madera, concesiones mineras, pesqueras y quien sabe qué cosas más, aprovechándose de la famosa y nunca respetada Autonomía de la Costa Atlántica hoy Costa Caribe. Todos los gobernantes querían estar bien con las comunidades indígenas y convertían en sus aliados a los principales dirigentes, con las granjerías y beneficios que esto implicaba. Así, los vimos por casi una eternidad como ministros, delegados, diputados y procónsules en el Caribe nicaragüense. No hay peor cuña que la del mismo palo reza el refrán. Algunos fueron cayendo en desgracia a partir del 2007 y con el conflicto actual entre indígenas y colonos, que no se pudo ni se puede tapar muy fácilmente, los que agarraron bando en contra del gobierno y en defensa de Misquitos y Mayagnas, cayeron bajo las aspas del molino familiar – gubernamental. Brooklyn Rivera ha experimentado esto en carne propia y solo queda ver si se armará de valor y denunciará a los principales tagarotes del actual oficialismo que han depredado el Caribe desde hace muchos años. Veremos si menciona a los que han depredado Bosawás, que no es solo ALBA FORESTAL ya que estos apenas llegaron en el 2009. Veremos si menciona a los responsables de los traspasos de inmensas extensiones de tierra y que se han adueñado de verdaderos latifundios utilizando a los famosos colonos. Hasta ahora y gracias al flamante “Catedrático Universitario” en Derecho Constitucional, el diputado Edwin Castro, Rivera es el chivo expiatorio principal y unos cuantos abogados que son sacrificables para el régimen. Desaforado y expulsado de la Asamblea Nacional en un abrir y cerrar de ojos, violando todas las leyes que ellos mismos recientemente habían aprobado, Brooklyn Rivera es el descartable de turno en la inmensa lista del régimen orteguista.

INFILTRACION DE FUERZAS DE CHOQUE

El miércoles 23 recién pasado, el régimen utilizó a un grupo de sus descartables, implementando la táctica de enfrentar al pueblo contra el pueblo y librar a la policía de la “desagradable” tarea de reprimir a los ciudadanos, que en demanda de Elecciones Limpias y Transparentes se dan cita todos los miércoles en las inmediaciones del CSE, además para evitar que otro pobre muchacho confundidovuelva a “hacer cuatro disparos al aire” a vista y paciencia de las autoridades policiales. Para evitar esto, un grupo de desmovilizados del SMP, a los cuales se les dieron unos lotes de tierra en lo que fue la finca “Las Carolinas” (entre San Marcos y Las Esquinas para quienes conocen Carazo), fueron movilizados por la estructura partidaria del orteguismo en este departamento hacia Managua, para infiltrarse en la protesta, desatar el caos, poner en zozobra a los vecinos, el comercio y el tráfico en esa zona. Para desgracia de los infiltrados, les tocó la peor parte ya que fueron rápidamente identificados y neutralizados, sin embargo la reflexión que deberían hacerse estos grupos y otros que seguramente estarán organizando, es que nadie del gobierno, ni la policía, ni ninguna autoridad partidaria salió en defensa de ellos, los dejaron “colgados de la brocha” y a merced del grupo al que supuestamente iban a agredir. Una provocación a todas luces, utilizando a los tontos útiles de siempre, a quienes tienen de rehenes por un pedazo de tierra que les dieron, mientras quienes los enviaron continúan disfrutando de los latifundios que han construido a costa del pillaje, el latrocinio y el abuso del poder.

COLONOS, SERAN DESCARTABLES TAMBIEN?

El conflicto entre las Comunidades Misquitas y Mayagnas y los colonos que han invadido sus tierras tendrá que resolverse y pronto o de lo contrario alcanzará ribetes de crisis nacional, ya que el enfrentamiento entre dos grupos armados y con intereses totalmente opuestos solo presagia mayores males para el país. Solo hay una solución posible y es cumplir a cabalidad las leyes, la Ley 28 y la Ley 445, que otorgan el derecho inalienable de las tierras ancestrales a los pueblos originarios, afro descendientes y comunidades indígenas de la Costa Caribe. Si el gobierno se dispone a cumplir y hacer cumplir las leyes antes mencionadas, evidentemente que los sacrificables en esta ocasión serán los colonos, quienes fueron llevados por los mafiosos de siempre y que solamente han mutado con cada cambio de gobierno. No sé si será posible ver en la palestra pública a unos cuantos vivianes que se han llenado los bolsillos de plata usufructuando el poder que se les ha otorgado en la zona, que se han convertido en latifundistas, ganaderos, madereros, millonarios, pretores, pro cónsules y cuñas de sus mismos hermanos. Tal vez sea mucho pedir, pero en la zona los conocen de sobra. Tal vez Brooklyn Rivera los identifique y los acuse, pero el hecho de que la Procuraduría General de la República? esté evaluando si acusar o no a Rivera podría interpretarse como una negociación en ciernes, en la cual el gobierno cedería en no encarcelarlo a cambio de su silencio y como siempre, que se “jodan” los indígenas. Total, así ha sido desde hace más de 500 años, desde la llegada de los españoles.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario