Panamá: Varela desmantelará estructura de Martinelli

Juan Carlos Varela, Presidente electo de Panamá

Juan Carlos Varela, Presidente electo de Panamá

El presidente electo de Panamá, Juan Carlos Varela, le solicitó ayer la renuncia a varios de los altos funcionarios de mando que fueron nombrados durante la administración del mandatario saliente, Ricardo Martinelli. Eduardo Peñaloza, fiscal electoral; Gioconda Torres de Bianchini, contralora general; Juan Carlos Pino, gerente general de Tocumen S.A., y José Ayú Prado, magistrado presidente de la Corte Suprema de Justicia, fueron los primeros en ser nombrados por Varela.

“Cuatro funcionarios que demostraron al país que no cumplieron con el Estado, lo lógico sería que dieran paso al gobierno entrante y al Legislativo”, afirmó el panameñista a TVN durante su primera entrevista como presidente. “Fiscal electoral, presidente de la Corte, contralora, una directiva y un gerente de Tocumen que no han defendido los intereses del Estado, mejor sería que entreguen (su renuncia)”, añadió. Álvaro Alemán, designado para ocupar el Ministerio de la Presidencia, será el encargado de presentar en el Legislativo la propuesta de separar a estos funcionarios, según detalló Varela.

“No veo a ningún diputado de la bancada del Partido Revolucionario Democrático intentando proteger una autoridad que se creó con intereses políticos”, aseguró el Presidente electo sobre la desventaja numérica de los diputados del Panameñista y el Partido Popular en la próxima Asamblea Nacional. El presidente saliente, Ricardo Martinelli, respondió a estos anuncios. “Atentar contra la institucionalidad del Estado es llamar a funcionarios de otros órganos del Estado y pedirle la renuncia”, escribió en su cuenta de Twitter. Menalco Solís, analista político, manifestó que Martinelli no tiene “autoridad moral” para replicar a las solicitudes de Varela. “No tiene autoridad moral. Él le pidió la renuncia a Ana Matilde Gómez, no se la dio, y la despidió”, expresó.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario