Oxfam: Empeorará la crisis de sequía y roya | Nicaragua

Población que habita el "corredor seco" de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, sería la más afectada.

Población que habita el “corredor seco” de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, sería la más afectada.

La actual temporada de huracanes empeorará la actual crisis de sequía y roya en Centroamérica, que ya aboca a más de dos millones de personas a la inseguridad alimentaria, alertó la organización Oxfam.

“Según los pronósticos, al igual que año anterior, el fenómeno (de sequía) provocaría la pérdida de cultivos, el aumento de enfermedades diarreicas y otras causadas por el dengue y chikunguña”, señaló la agrupación en un comunicado.

Ello conllevaría la “muerte de animales, escasez de agua y aumento de la roya (un hongo que afecta las plantas)”, agregó.

Según el organismo, la población más vulnerable es la que vive en el denominado “corredor seco” de Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, porque “no está preparada para afrontar una doble emergencia”, la actual crisis alimentaria por sequía y roya y la temporada de huracanes.

En esta región se registraron pérdidas en 2014 de entre el 70 % y 100 % en la producción de maíz y frijol.

El Niño: probabilidad del 73%

Oxfam estimó que hay una probabilidad de activación del 73% del fenómeno de El Niño, un calentamiento de las aguas del Pacífico, para este año en Centroamérica y, específicamente, en Guatemala las expectativas son de un 75 %.

En caso de presentarse, ocasionaría nuevamente otro déficit hídrico, afectando por cuarto año consecutivo la producción de alimentos de subsistencia para las familias en esta nación, señaló.

En Honduras, el número de familias afectadas por la sequía a septiembre de 2014 fue de 186.311 familias en 165 municipios.

De hecho, el Índice de Riesgo Climático en 2014 ubicó a Honduras como el país más vulnerable del mundo y el más afectado por el cambio climático en los últimos 20 años, mientras que Nicaragua y Guatemala están entre los 10 más afectados.

El año anterior, esta crisis impactó especialmente en los pequeños productores y jornaleros agrícolas por el alza de los precios, en particular del fríjol, que aumentó hasta el 200 %.

Ante esta situación, “los Gobiernos deben destinar recursos adecuados para responder a las necesidades de las personas afectadas”, indicó el gerente Humanitario y de Seguridad de Oxfam para América Latina y el Caribe, Carlos Mansilla.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios