Orteguismo ha minado a la oposición a cambio de dádivas

Eduardo Montealegre Rivas

Eduardo Montealegre Rivas

La oposición en Nicaragua ha visto frustrados sus esfuerzos por forjar una alianza para enfrentar al gobierno del Frente Sandinista (FSLN) del presidente Daniel Ortega, al que acusan de instrumentalizar a sus adversarios a cambio de dádivas, denunció este lunes un dirigente político. El diputado y ex canciller Eduardo Montealegre sostuvo que algunos políticos de oposición “se han entregado, pactado, recibido dádivas” del FSLN, lo que impide forjar una alianza para enfrentar al oficialismo en la elección presidencial de 2016, publicó la agencia EFE.

“El problema principal es que algunos (opositores) hablan de unidad pero han sido instrumento de FSLN (…) para desbaratarla y crear problemas” en la oposición, lamentó en rueda de prensa Montealegre, presidente del Partido Liberal Independiente (PLI). “(Estamos) trabajando por la unidad, vamos a continuar haciéndolo”, agregó el dirigente político.

El PLI es la principal fuerza de oposición del congreso nicaragüense, pero el FSLN controla 63 de los 91 escaños legislativos, con los cuales el gobierno puede promover sin resistencia leyes ordinarias de su interés, así como reformas parciales a la Constitución.

No ha sabido ponerse al frente de los problemas económicos

El diputado liberal Eliseo Núñez consideró recientemente que la oposición no ha sabido ponerse al frente de los problemas económicos que enfrenta la población como los altos precios de las tarifas eléctricas y los frijoles, alimento básico en la dieta popular. Una encuesta realizada por la firma M&R Consultores entre el 13 y 29 de diciembre pasado reveló que el 70,7% de los nicaragüenses califica de “pésimo” el trabajo de la oposición.

El desgrane de la derecha comenzó en 2003 cuando el ex presidente Arnoldo Alemán (1997-2002), entonces líder del otrora poderoso Partido Liberal Constitucionalista, fue procesado por varios delitos de corrupción que debilitaron a la agrupación y propiciaron el retorno de Ortega al poder en 2007.

En cambio, el opositor Movimiento de Renovación Sandinista (MRS- centroizquierda), formado con disidentes del FSLN, asegura que en los últimos años ha logrado fortalecer sus estructuras e identificado con los problemas de la gente, pese que tiene solo dos escaños legislativos en alianza con el PLI, debido a que el Consejo Electoral le canceló en 2008 su personería jurídica.

“Candidatos deberán ser escogidos basados en la voluntad popular”

Montealegre, dijo -al ser consultado sobre una eventual candidatura presidencial de Noel Vidaurre-, que los cargos de elección serán escogidos mediante la voluntad popular, “porque mal haríamos nosotros en decir que queremos una Coalición Nacional por la Democracia y no escuchar lo que dicen diferentes miembros o personas de este país sobre posibles candidaturas”.

Añadió que “nosotros creemos de que los futuros candidatos tienen que ser escogidos basados en la voluntad popular, eso significa, en términos más populares, primarias”. “Yo creo que si Noel tiene aspiraciones, bienvenidas sean, ojalá que hubiera más personas calificadas, comprometidas con la democracia y convencidas de que el único adversario es Daniel Ortega y los que le hacen el juego a Ortega”, puntualizó.

Sostuvo “que la negación de las aspiraciones de la gran mayoría de Nicaragua significa que volveremos a ver una confrontación fratricida y nadie quiere eso en Nicaragua”. Según el político, una Coalición Nacional por la Democracia pasa primero por alianza entre liberales, sumando a otras fuerzas políticas, así como a organizaciones de la sociedad civil que tengan un mismo objetivo: “Luchar para reinstaurar la democracia, el respeto a la Constitución, las elecciones libres, el respeto a las leyes y al derecho ciudadano”, informó una nota de prensa.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario