Ortega, Maduro, Celac y la renuncia del Ministro de Seguridad Pública de Costa Rica

Cuestionar la labor del “hombre fuerte” de la DIS, Mariano Figueres, durante la tercera cumbre de la CELAC, , le costó a Celso Gamboa un “freno en seco” por parte del presidente de la república, Luis Guillermo Solís. / Imagen de Radio Columbia de Costa Rica.

Cuestionar la labor del “hombre fuerte” de la DIS, Mariano Figueres, durante la tercera cumbre de la CELAC, le costó a Celso Gamboa un “freno en seco” por parte del presidente de la república, Luis Guillermo Solís. / Imagen de Radio Columbia de Costa Rica.

Tomado del sitio web de Radio Columbia

“Sin prisa, pero sin pausa”, será la salida de Gamboa aseguró el presidente de la república, Luis Guillermo Solís, al concluir el Consejo de Gobierno.

Gamboa tenía el ofrecimiento desde diciembre del Fiscal General, Jorge Chavaría, para ser subjefe del Ministerio Público.

No pudieron los buenos atestados del Ministro de Seguridad Pública que le habían permitido ser el único alto funcionario que continuó de la administración de la presidenta Laura Chinchilla a la de Luis Guillermo Solís.

Tampoco los buenos registros de decomisos de droga de los primeros 9 meses de la administración Solís Rivera.

Cuestionar la labor del “hombre fuerte” de la DIS, Mariano Figueres, durante la tercera cumbre de la CELAC, realizada entre miércoles y jueves de la semana anterior, le costó a Celso Gamboa un “freno en seco” por parte del presidente de la república, Luis Guillermo Solís.

El encuentro se dio en la propia residencia del mandatario en el Condominio Villa Fontana, en Barrio Escalante, el sábado anterior.

¿Pero qué llevó al presidente a tener que programar un encuentro de emergencia entre Figueres y Gamboa?

Varias situaciones, la mayoría asociadas a la CELAC.

Todo empezó, porque se encomendó a la DIS la seguridad total del evento realizado en el Centro de Eventos Pedregal, pero que también contempló seguridad en el aeropuerto como en carretera como cuando el presidente venezolano Nicolás Maduro bajó de su vehículo para saludar a un grupo de simpatizantes.

Lo hizo horas después de haber asegurado que en Costa Rica un grupo terrorista quería impedir su presencia en el país.

Tener que dejar todos los cuerpos policiales bajo el mando de Mariano Figueres, “hermano político del presidente Solís”, habría, al menos, incomodado a Gamboa.

Pero durante la cumbre de jefes de Estado hubo tres situaciones que Gamboa le advirtió al mandatario Solís que se trataban de errores de Figueres y de su DIS.

Primero el engaño de Nicaragua para incorporar a activistas independentistas de Puerto Rico en su delegación oficial, lo cual provocó la conclusión anticipada de la cumbre.

Gamboa habría culpado a Figueres de “no haber hecho una adecuada labor de inteligencia para detectar el forro de Rubén Berríos, presidente del partido Independentista de Puerto Rico”.

Luego la supuesta bomba que apareció en uno de los carros del presidente Nicolás Maduro enfureció aún más a Gamboa, al punto de que habría dicho en una reunión con empresarios que “eso conmigo al frente de la Seguridad nunca hubiera ocurrido”.

De esa reunión con empresarios no estuvo avisada Casa Presidencial, lo cual habría también molestado a Zapote.

Un tercer hecho habría “encendido la chispa” entre Gamboa y Casa Presidencial: cuestionar en una red social la participación del Ministro de Ambiente, Edgar Gutiérrez, en la marcha que reprochó la labor del Ministerio Público, y de su amigo Jorge Chavarría, en el caso de la absolutoria del ambientalista Jairo Mora.

El apoyo del presidente Solís a Mariano Figueres selló la salida de Gamboa de Seguridad Pública, la cual comunicó anoche vía carta al mandatario.

En el anuncio de su salida, tanto Solís como Gamboa intentaron mostrar que se trataba de una partida amistosa.

Sin embargo, el presidente Solís dejó ver que, una vez tomada la decisión por parte de Gamboa, en 8 días debía concluir este episodio.

En la Asamblea Legislativa, diputados de diferentes bancadas lamentaron la salida de Gamboa del Ministerio de Seguridad Pública.

A su vez, consideraron una buena movida del Fiscal General, Jorge Chavarría, traérselo a reforzar el trabajo del Ministerio Público, hoy bastante cuestionado por varias fallidas acusaciones, como la del ambientalista Jairo Mora.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario