“Ortega llega al extremo del servilismo en política internacional”, dice el PLI

La decisión de Ortega responde más a una actitud de agradecimiento personal, por una cooperación que no ha sido manejada para combatir la pobreza con equidad y justicia social, sino para favorecer a la nueva clase enriquecida sobre la pobreza de los venezolanos.

La decisión de Ortega responde más a una actitud de agradecimiento personal, por una cooperación que no ha sido manejada para combatir la pobreza con equidad y justicia social, sino para favorecer a la nueva clase enriquecida sobre la pobreza de los venezolanos.

El Partido Liberal Independiente, (PLI), expresó su rechazo al anuncio emitido recientemente por el presidente Daniel Ortega, durante la XIII Cumbre del ALBA, que prohibió el ingreso al país de la congresista norteamericana, Ileana Ros-Lehtinen y del senador Marco Rubio, “un acto desacertado que atenta en la búsqueda de una armoniosa relación diplomática con el Gobierno de los Estados Unidos”, según una nota de prensa de la organización política.

En dicho foro los mandatarios del ALBA, condenaron “enérgicamente” la aprobación por el Congreso de Estados Unidos de sanciones contra Venezuela y expresaron su respaldo al país ante lo que consideran “una agresión a su soberanía”.

“Las posiciones de Ortega llegan al extremo del servilismo en política internacional, su obsecuencia no tiene límites al personalizar como un asunto entre él y los congresistas republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Marcos Rubio, un tema de naturaleza bilateral entre los Estados Unidos de América y el gobierno venezolano, que está llevando a su pueblo a una crisis de gobernabilidad cada vez mayor y de imprevisibles consecuencias”, citó la nota de prensa.

“Los nicaragüenses no tenemos por qué aceptar tal desatino que responde más a una actitud de agradecimiento personal, por una cooperación que no ha sido manejada para combatir la pobreza con equidad y justicia social, sino para favorecer a la nueva clase enriquecida sobre la pobreza de los venezolanos. En el PLI creemos que la confusión en el manejo de la política exterior, contaminada con banderas partidarias e intereses personales, nos traerá a los nicaragüenses más tensiones innecesarias y una confrontación no solo con el gobierno de los Estados Unidos, sino con los Estados que abrazan principios y valores comunes en defensa de la libertad, la democracia y la paz”, añadió

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario