Ortega, la ampliación del Canal de Panamá y el proyecto Reventazón | Nicaragua

el_pulso_de_la_semanaPor Edmundo Jarquín

Nicaragua a contracorriente

Noticias de esta semana sobre hechos relevantes y positivos de otros países, subrayan el fracaso del nuestro con el gobierno de Ortega.

Mañana se inaugura la ampliación del Canal de Panamá, obra de casi 7,000 millones de dólares, “que marca un antes y un después en el comercio internacional”, según Enrique García, Presidente de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, que apoyó el financiamiento. La ampliación permitirá que por las nuevas esclusas pasen buques de hasta 12,500 contenedores, capacidad que duplica y más la actual de 5,500 contendores.

A la vez, en Costa Rica, muy pronto entrará en funcionamiento la cuarta turbina del proyecto Reventazón, con lo cual nuestro vecino del sur habrá completado el proyecto hidroeléctrico más grande de Centroamérica, de 300 megawatts y un costo de aproximadamente 1,400 millones de dólares (de paso, este es uno de los proyectos que me sirvió de referencia cuanto pregunté, sin respuesta desde luego, porqué Tumarín de aproximadamente un 15% menos de capacidad habría costado más de tres veces).

Hay, desde el punto de vista político, al menos dos reflexiones.

La primera, esos megaproyectos que van sin duda a potenciar el desarrollo de sus países,  fueron planeados, decididos y ejecutados durante al menos cuatro gobiernos distintos. La conclusión es obvia: las políticas de desarrollo, aún las de más largo plazo, no requieren ni mucho menos la continuidad de los mismos gobernantes.

La segunda, esos países no ponen todos los huevos en una sola canasta. No están apostando en términos del desarrollo a sacarse el premio mayor de la lotería con un solo megaproyecto.

Costa Rica, por ejemplo, que tiene un sistema de salud y educativo de cobertura universal y de mucha calidad en términos latinoamericanos, y que prácticamente con el Reventazón generará el 100% de su energía eléctrica con fuentes renovables y baja tarifa comparativa, está creando condiciones de productividad y competitividad en todos los sectores de su economía, que aprovecharán empresarios agropecuarios, turísticos, industriales y comerciales, grandes, medianos y pequeños, para generar más y mejores empleos, y más desarrollo.

Y en Panamá, el canal, ahora ampliado, es solamente el eje a partir del cual se articula una economía de servicios muy diversificada, que incluye el hub aéreo que con casi 100 destinos es considerado por diversos organismos financieros con el potencial de ser un centro logístico de carga aérea, dónde incluso se proyecta la instalación de gigantes informáticos y comerciales como eBay y Amazon.

La continuidad de Ortega en el gobierno de Nicaragua, a punto de cumplir 10 años, ha sido todo lo contrario. No ha significado continuidad en cuanto a las políticas de desarrollo, pero si continuidad en cuanto a las políticas de consolidación de su poder personal y empresarial, lo que incluye, desde luego, el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, porque algo aprendió de los 80. Exceptuando el programa de inversiones en infraestructura vial, ¿en qué más ha habido continuidad en términos de proyectos y políticas de desarrollo de mediano y largo plazo? Para empezar, y salvo el círculo de leales más pegados al cuerpo, los grados de rotación a nivel ministerial y viceministerial han sido de causar estupor. Además, ¿qué se ha hecho para mejorar la calidad de la educación? ¿Qué se ha hecho para elevar la competitividad y productividad?

Y como lo hemos analizado en otras ocasiones, la concepción del desarrollo de Ortega es sacarse el premio mayor de la lotería, poniendo todos los huevos en una sola canasta. Con la diferencia que vive cambiando la canasta. Una vez la mega-refinería; otra, el proyecto hidroeléctrico de Brito; otra Tumarín; otra el canal; otra la cota 100 para regar todo el pacífico con las aguas del lago de Nicaragua; otra el puerto de aguas profundas en el Caribe. Y ni siquiera éste hizo, siendo el más modesto, pues costaría aproximadamente 300 millones de dólares, y solamente de cooperación venezolana tuvo diez veces más.

Finalmente, hay otra noticia que contrasta agudamente con la dirección que Nicaragua lleva con Ortega. En Colombia, se ha acordado la paz después de más de medio siglo y se abre a la insurgencia armada la opción electoral, mientras en Nicaragua Ortega ha cerrado la vía electoral, amenazando la paz que penosamente habíamos conquistado.

La Nicaragua Linda

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. No dieron pase a mi comentario eso es sensura.

  2. Me parece que con este tipo de posicion, estos politiqueros vacíos estarán siempre en el fracaso porque ensalzan logros de otros países y condenan la lucha de nuestro país por salir adelante ese es el perfil que se les aprecia siguen pensando que el pueblo es de la época del somocismo, pero no, señores los nicaragüenses hemos pasado a otros niveles de conocimientos y sabemos quienes nos llevan por el sendero mas seguro, y también quienes manejan al pueblo en el precipicio.

  3. En costa rica señor si ud no paga seguro no lo atienden en el hospital informarce mejor

Deja un comentario