Ortega desplegó antimotines pero no impidió marcha por elecciones sin fraude | Nicaragua

La policía impidió que personas del interior del país se sumaran a la protesta, violando sus derechos constitucionales. La manifestación se realizará nuevamente el próximo miércoles, en demanda de elecciones transparentes en Nicaragua, previstas para el año 2016.

La policía impidió que personas del interior del país se sumaran a la protesta, violando sus derechos constitucionales. La manifestación se realizará nuevamente el próximo miércoles, en demanda de elecciones transparentes en Nicaragua, previstas para el año 2016.

Portando pancartas exigiendo elecciones libres y con una canción que decía  “Todos contra Ortega hoy”, diputados del PLI, la bancada minoritaria en la Asamblea Nacional, encabezaron la protesta número 14 en contra del Consejo Supremo Electoral, que salió a las 9:15 de la mañana de los semáforos de Monte de los Olivos, en esta capital, publicó el diario digital Confidencial.

No hubo enfrentamientos con las tropas antidisturbios como el miércoles pasado, ni diputados opositores detenidos y golpeados, pero sí obstáculos en los departamentos para que la gente llegara a la protesta, según denunció el presidente del PLI, Eduardo Montealegre.

Montealegre dijo que en los departamentos la Policía detuvo autobuses que venían a la protesta y también bajó a ciudadanos de las unidades del transporte colectivo que querían pasar desapercibidos y venir hasta Managua “a reclamar por elecciones libres”.

En el recorrido desde Monte de los Olivos hasta las cercanías de Metrocentro  –a varios metros de las oficinas centrales del CSE— una camioneta con parlantes animaba el ambiente: “Hoy no hay izquierda, hoy no hay derecha”, gritaban en coro. El diputado del Parlacen, Augusto Valle (vapuleado por la Policía la semana pasada), con un megáfono gritaba a la Policía: “¡Guardia únete!

Al llegar a la Rotonda de Metrocentro simpatizantes y directivos del Movimiento Renovador Sandinista se sumaron a la manifestación. Unos metros hacia arriba de la rotonda, el cordón policial de las tropas antimotines impidió el paso.

Para el dirigente del Movimiento Renovador Sandinista, Hugo Torres, ex general del Ejército, las protestas tienen que efectuarse todos los miércoles para presionar al gobierno del presidente Daniel Ortega a que impulse cambios en el CSE para hacer en 2016 unas elecciones presidenciales transparentes.

El diputado Eduardo Montealegre durante la marcha de hoy en las cercanías del CSE, en Managua. Carlos Herrera/Confidencial.

El diputado Eduardo Montealegre durante la marcha de hoy en las cercanías del CSE, en Managua. Carlos Herrera/Confidencial.

El actual CSE es señalado por observadores electorales y partidos opositores, de perpetrar fraudes en las últimas elecciones presidenciales y municipales a favor del partido de gobierno. Los actuales magistrados responden a los intereses de Ortega, según Torres.

El PLI y el MRS exigen que el CSE, además, cedule a la población si sesgos partidarios.

A las 11 de la mañana en punto, la protesta se suspendió. Con la promesa de salir nuevamente a protestar el próximo miércoles. “Aquí nos veremos nuevamente”, gritó una de las manifestantes a uno de los policías. Al fondo, después de la valla de antimotines, el Inspector general de la Policía, comisionado general Pablo Emilio Ávalos, se sonreía, mientras miraba  a la gente alejarse por la rotonda de Metrocentro.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario