Oposición ve “trasfondo político” en liberación de reos | Nicaragua

Reos nicaragüenses / Imagen de La Prensa

Reos nicaragüenses / Imagen de La Prensa

La Coalición Nacional por la Democracia, encabezada por el principal partido opositor de Nicaragua, el Liberal Independiente (PLI), criticó ayer miércoles la decisión del Gobierno de liberar a más de 8.000 prisioneros en los últimos tres años, y no descartó que la medida tenga un “trasfondo político” en un año electoral, reportó la agencia EFE.

No obstante, para el reverendo y aspirante presidencial Saturnino Cerrato, del Partido Nueva Alianza Cristiana (Panac), también de esa Coalición, la decisión puede obedecer a la “sobrepoblación” en las cárceles, aunque no descartó “otra intención de fondo” en un año electoral.

El Gobierno anunció hace dos días que un total de 845 prisioneros nicaragüenses que cumplen por delitos leves penas de 5 años o menos, quedarán en libertad bajo el régimen de convivencia familiar. El Ejecutivo, que no especificó los tipos de delitos, explicó que tomó esa decisión por tercer año consecutivo “en el marco de una política humanitaria y de reconciliación y unidad de las familias nicaragüenses”. También, “en estricto apego a la Constitución Política y a las Leyes Penales de la República”, publicó Carta Bodán.

Padre Eddy Rojas: “Ver cada caso con lupa”

Por su parte, el padre Eddy Rojas Rodríguez, vicario de la pastoral carcelaria de la Arquidiócesis Metropolitana de Managua, dijo que la misericordia se puede vivir dentro de la cárcel, pero es un signo visible el darle la libertad a los reos con delitos menores y penas de no más de cinco años, aunque cada caso debe “verse con lupa”.

“La misericordia se puede vivir dentro de las cárceles, pero es un signo visibles de misericordia dar la libertad a quienes la merecen según los criterios aplicados en este caso”, dijo el padre Rojas al comentar la iniciativa del gobierno de otorgar el beneficio de convivencia familiar y anunciar que sacará de las cárceles a unos ocho mil sentenciados que guardan prisión por delitos menores y que tienen penas que no superan los cinco años, indica el diario Trinchera de la Noticia.

“Hay que hacerles un seguimiento a estas personas beneficiadas para que realmente puedan terminar de cumplir como se debe su condena. Se han generado diferentes opiniones por esta decisión, pero todos merecen una segunda oportunidad y hay que ver bien cada caso, verlo con lupa. Dios quiera que haya más personas que se puedan beneficiar en este año que el Papa lo ha declarado como el de la misericordia”, agregó.

El padre Rojas explicó que la pastoral carcelaria ha mantenido su trabajo en los centros penitenciarios, incluso en lo referente a las capacitaciones para que los privados de libertad puedan aprender determinados oficios, que seguro los desempeñarán ahora que estén libres, pero para eso hay programar la tarea de poderles ayudar a conseguir empleos.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario