ONU advierte sobre nuevas sustancias psicoactivas sintéticas

159

Ilustración drogas sintéticas / Imagen de chilenosenargentina.com

Las drogas sintéticas toman cada vez más fuerza en el mercado ilegal, pero lo más preocupante es que cientos de nuevas sustancias peligrosas empiezan a consumirse sin control en todo el planeta. Esos son los datos que ofrece un nuevo informe de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), que recuerda que estas nuevas drogas empiezan a inundar un mercado ilegal que ya ha estado dominado por estimulantes de tipo anfetamínico, el éxtasis y la metanfetamina, que son mundialmente más utilizados que las drogas tradicionales como la cocaína, el opio o la heroína.

“Hay una expansión mundial dinámica y sin precedentes del mercado de las drogas sintéticas”, sostiene Jean-Luc Lemahieu, director de Análisis de Políticas y Asuntos Públicos de la UNODC. “Las nuevas sustancias se crean y comercializan de forma rápida, desafiando los esfuerzos para aplicar la ley, frenar a los traficantes y los riesgos de salud pública”, detalla. Esta tendencia plantea un desafío cada vez mayor para las autoridades sanitarias y de control de drogas debido a que las nuevas sustancias psicotrópicas, comercializadas a menudo como “drogas legales”, están proliferando a lo largo y ancho del planeta. Las dimensiones del problema varían significativamente de un país a otro, publicó Russia Today.

Según el informe, ninguna de las 348 nuevas sustancias psicotrópicas que se contabilizaron en más de 90 países a finales de 2013 están actualmente bajo el control internacional. Mientras, estas drogas ganan popularidad entre los jóvenes. Además, el documento afirma que hay evidencias en casi todas las regiones del mundo que indican que las pastillas vendidas como éxtasis o metanfetamina contienen sustancias distintas de los ingredientes activos que promocionan. Esto puede representar problemas imprevistos de salud pública, ya que los servicios de emergencia pueden tener dificultades para identificar las sustancias peligrosas y, en consecuencia, administrar un tratamiento médico adecuado.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario