ONGs presionan por renuncia de primera comisionada Aminta Granera | Nicaragua

Dra. Vilma Núñez de Escorcia

Dra. Vilma Núñez de Escorcia

Los líderes del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH) y de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Vilma Núñez de Escorcia y Marcos Carmona, respectivamente, pidieron este lunes a la directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera Sacasa, que “renuncie al cargo” por los hechos ocurridos el sábado con contra civiles inocentes.

La doctora Núñez de Escorcia responsabilizó a la jefa policial por lo ocurrido, en tanto, Carmona dijo que el gobierno había distorsionado la labor de la institución por lo que pedía la renuncia de Granera.

Carmona dijo que él pasó por el lugar y pensó que había sido un accidente. Dijo que varias personas grabaron con sus celulares lo ocurrido en el lugar.

Frente a las instalaciones de la Policía Nacional de Plaza El Sol, un grupo de jóvenes realizó un plantón demandando “justicia” y el castigo a los responsables.

El Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) y el Partido Liberal Independiente (PLI) también emitieron sendos pronunciamientos pidiendo la renuncia de la jefa policial.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Iván García Marenco

    En cualquier país donde los cargos no dependen exclusivamente de las conveniencias personales o gustos del mandatario, un jefe de policía que no ha podido evitar que sus subordinados cometan un crimen horrendo, es sustituido sin más.No en Nicaragua, donde Aminta Granera se ha hecho una de las piezas imprescindibles de la dictadura, tanto o más que Roberto Rivas y el resto de su Consejo, o Edwin Castro, o Fidel Romero, o Pancho López, u Omar Cabezas, o los jefazos en la CSJ o en la Asamblea, o el jefe del ejército, o el rebaño de la Contraloría General de la República, o incluso Wilfredo Navarro como cómoda figura de diputado opositor aliado. Y en esos otros países, los reemplazos ayudan a relajar la tensión. Acá, la permanencia de Aminta no relaja nada, si acaso aumenta la tensión. Pero Ortega es incapaz de librarse de sus cepitllos de dientes, aunque terminen causándole más caries. Terminará arrepintiéndose de no renovar poco a poco sus sirvientes, porque de pronto se va a encontrar que, aunque quiera, no los puede cambiar a todos de una vez.

  2. la prensa Nicaragua

    Es importante q el rencor y odio no nos envuelvan en el caso de los niños q ya trascendieron a un mundo mejor mucha gracia

Deja un comentario