Octubre rojo | Mina El Limón Nicaragua

caricatura_canon_fusilPor Roberto Samcam

Nadie duda que lo que está aconteciendo en Mina El Limón no es más que una venganza perversa y criminal, que pretende castigar a todos los pobladores, hayan participado o no en los actos del 6 de Octubre recién pasado, en los cuales perdió la vida un joven oficial de la Policía y fueron capturados 23 miembros de la brigada antimotines, entre ellos jóvenes mujeres integrantes de la misma. Luego de estos sucesos, efectivos de la policía y del ejército fueron desplegados en los alrededores del poblado, en una operación de cerco para que nadie entrara ni saliera, sometiendo a todos los habitantes de Mina El Limón a un estado de terror, solamente visto en las acciones previas a la realización de las famosas “Operaciones Limpieza” que desarrollaba la Guardia Nacional Somocista en los años 70’s.

La madrugada de hoy, sábado 17 de octubre, después de mantener en vilo a la población, cortados los servicios de agua y evitando la entrada de alimentos, las fuerzas policiales y del ejercito han irrumpido violentamente, actuando de la misma forma que actuaba la genocida GN en contra del pueblo que protestaba ante los desmanes del somocismo y se había levantado en armas días atrás, ya sea en Matagalpa, Diriamba, Estelí, Ocotal o en cualquier otro lugar de la geografía nacional. Cateos casa por casa, capturas, desapariciones, destrucción de las viviendas, violaciones a mujeres, ejecuciones, torturas, en un desenfrenado aquelarre de sangre y violencia, que castigaba a todos por haber apoyado la rebelión o por no haberla denunciado. Culpables por acción y por omisión, por no chivatear. Esos sufridos y nefastos tiempos, que todos creían ya olvidados, nuevamente han vuelto a la memoria de quienes lo vivieron y sufrieron. De nuevo la Guardia Nacional defendiendo el “Honor de la Invicta”, defendiendo la “Estabilidad” del régimen y nuevamente al servicio de quienes se disputan los despojos de la nación.

Fácil es atribuir los hechos que denunciamos hoy a la disputa entre dos sindicatos de la B2Gold, miembros de sendas centrales sindicales, cuyos dirigentes máximos se pelean como lobos ante su presa, el favor y la venia de la pareja presidencial. El problema fundamental es el modelo entreguista y depredador de este gobierno, que ha concesionado más del 40 % del territorio nacional a las transnacionales pesqueras, mineras, forestales y petroleras. Estos son los nuevos dueños del país y este gobierno saca tajada de ellos. Siguen al pie de la letra los consejos del pretor de la Costa Caribe, quien recomendaba a Ortega que los Recursos Naturales del país están para ser explotados, no preservados.  Se han vuelto socios de estas empresas, un cambio de calidad si los comparamos con Adolfo Díaz, quien era empleado de ellas. Retrocedieron en Rancho Grande, sin embargo necesitan enviar el mensaje que calme a los “otros” dueños del país, que continúan teniendo el control de la situación, que no se las ha salido de las manos, que siguen siendo socios confiables para continuar garantizando la explotación de lo que queda de los recursos del país.

Mina El Limón vive hoy su Octubre Rojo, igual que la población indígena del Caribe Norte vivió su Navidad Roja a inicios de los años 80’s. Ellos serán la prueba de vida que piden sus socios de adentro y de afuera, que el régimen es capaz de mantener sometida a la población, a los sindicatos y a los trabajadores y de que las Transnacionales y el Gran Capital pueden trabajar con tranquilidad en nuestro país. Pero ni el traslado forzoso de los indígenas miskitos, sumos y ramas garantizó la victoria de la Revolución en esos territorios, ni la venganza ciega y criminal con la que hoy se ensañan en contra de los pobladores de Mina El Limón va a garantizar que el resto del país entienda, interiorice, señale y denuncie la verdadera naturaleza de un régimen despótico, dictatorial y violador de los Derechos Humanos de los nicaragüenses.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario