Obispos sugieren diálogo, no el monólogo de 2014

Obispos de Nicaragua reunidos con Almagro.

Obispos de Nicaragua reunidos con Almagro.

Los obispos de la Iglesia Católica pusieron el dedo en la llaga de los problemas políticos de Nicaragua llamando a un diálogo nacional amplio y profundo, y denunciando la manipulación de los campesinos para “fines ideológicos y políticos”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, habló con una representación de los obispos nicaragüenses, antes de encontrarse con el presidente Daniel Ortega, su último encuentro antes de partir del país.

El Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, se quejó de que no pudiesen estar todos los líderes católicos en el encuentro porque “la invitación nos llegó el miércoles por la tarde y a esa hora comenzamos a hablar con los otros obispos”.

El Cardenal Brenes dijo que “los cuatro hicimos todo lo posible, haciendo a un lado los compromisos que teníamos” para estar en la reunión pero que “a los otros hermanos les fue imposible”. Se refería a Monseñor Silvio Baez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua;  Monseñor Pablo Schmitz Simon, OFM. Cap Obispo del Vicariato Apostólico de Bluefields; Monseñor René Sandigo, Obispo de la Diócesis de Juigalpa, y a él mismo.

Obispos sugieren diálogo, no el monólogo de 2014

“Quisimos expresarle -a Almagro- lo que ya con el señor presidente habíamos dialogado en 2014, de las cuales hay algunas cosas que siguen vigentes y otras que se han aumentado”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el cardenal Leopoldo Brenes, a los periodistas después de concluido el encuentro.

En mayo de 2014 los obispos de la CEN se convirtieron en el único grupo de la sociedad nicaragüense en hablar de transparencia electoral y derechos humanos con Ortega, lo que fue calificado como un “monólogo” por algunos sectores, ya que el mandatario se limitó a escuchar al clero, sin dar una respuesta hasta ahora.

El líder católico explicó que sus planteamientos son los mismos que llevaron a la única ocasión, en diez años, que el presidente Ortega, se ha reunido con los obispos, en las oficinas de la Nunciatura Apostólica de Nicaragua y que éste ha evitado abordar en los últimos dos años, como son la transparencia en las elecciones y el respeto a los derechos humanos, informó la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

El Cardenal Brenes, y sus colegas, abogado por “un diálogo positivo” para el país mientras subrayaban a Almagro que “no venimos aquí representando a equis o ye tendencia política, no tenemos compromiso con ningún partido político sino que estamos cerca de nuestro pueblo”.

Dijo que los sacerdotes “escuchamos indistintamente a uno u otro” pero que de la agenda que “dialogamos con el presidente en 2014, algunas cosas siguen vigentes y otras no”.

Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua. LA PRENSA/ ARCHIVO.

Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua. LA PRENSA/ ARCHIVO.

Monseñor Báez con el mensaje más duro

El mensaje antigubernamental más duro lo expresó Monseñor Silvio Báez Ortega, quien agregó “recordemos que en ese documento (de 2014) decimos que somos herederos de una cultura caudillista y al mismo tiempo fraudulenta, que marca la política del país”.

Báez dijo que “Le hemos manifestado que creemos que la única solución para poder asegurar en Nicaragua instituciones sólidas y gobiernos legítimos, es la realización de elecciones generales honestas, transparentes, observadas, y sin exclusión de ningún partido ni de ningún nicaragüense”.

La CEN también abordó con Almagro “la manipulación del pueblo”, tanto del oficialismo como de opositores, y en especial “la manipulación del Gobierno de los símbolos religiosos, tocando lo más sagrado que tiene nuestro pueblo y usando la religión como medio de dominación ideológica”, detalló el obispo.

Monseñor Báez describió algunos elementos de la crisis como el “progresivo deterioro de la institucionalidad, la falta de separación de poderes, la concentración de poderes en una familia y sus allegados”. También propuso trabajar en “una nueva educación para cambiar la mentalidad del pueblo entero porque somos herederos de la cultura caudillista”.

Monseñor Sándigo acusa al MRS y a oenegés

Monseñor René Sándigo, Obispo de Chontales, denunció al MRS y a los oenegés que “manipulan a nuestros campesinos y luego los dejan abandonados”.

En una sorprendente declaración dijo que los obispos nicaragüenses “sin duda nuestro clero ha demostrado inconformidad, esto lo venimos diciendo desde hace buen rato, a nosotros nos toca el sector del Tule y sus comunidades y si nos preocupa que, por un lado, hay prohibición de libertad a los que los ciudadanos tienen derecho”.

“Al mismo tiempo nos preocupa que haya organizaciones que manipulen a nuestros campesinos. A mi personalmente me preocupa que pongamos a nuestros campesinos en medio del sándwich, en medio de intereses, en medio de un trasfondo político. Y este campesino que tiene un corazón sincero, fuerte, transparente esté siendo manipulado y conducido”, apuntó.

“Yo lo dije una vez cuando habían estas protestas hace dos años: A ustedes me los están incitando, me los están llevando por un camino que puede traer consecuencias”, agregó.

“Y no hemos agotado algo que es mejor: dialogar, escuchar, y ¿qué sucedió en aquel entonces?, que después de un brote de violencia, las organizaciones que estaban detrás, los partidos que estaban detrás dejaron solos a nuestros campesinos y tuvimos que intervenir, como Iglesia, para liberar a estos hermanos campesinos pero, hago un llamado a organizaciones no gubernamentales, a organizaciones que tienen salarios y que manipulan a nuestros campesinos a que no los estén echando a morir”.

MRS replica a Sándigo

La dirigencia del MRS reaccionó cuestionando al Obispo Sándigo de que no está escuchando a su grey.

En declaraciones al diario La Prensa, la dirigente Dora María Tellez, sostuvo que “tal vez monseñor tiene dificultades para ir a conversar con su grey, con los campesinos porque ellos han estado demandando que el Gobierno no le robe sus tierras, que el Gobierno los escuche, que es una demanda completamente legítima, (y no) que los garroteen, disparen y les violen sus derechos humanos”, expresó y a la vez negó que ellos manipulen a los campesinos.

“Una persona que dice eso asume que los líderes campesinos son tontos, que no tienen raciocinio, y (por el contrario) lo que tenemos es de enorgullecernos de un liderazgo campesino sumamente calificado, con una gran visión y capacidad, creo que monseñor subestima a esos líderes”, dijo Tellez.

El Obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez en sus declaraciones a los medios después de reunirse con el Secretario Almagro fue más duro y directo en los cuestionamientos y acusaciones hacia el gobierno que el propio Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes.

Y después de las declaraciones del Obispo René Sándigo en sus duros señalamientos al MRS, el Obispo Báez replicó en un comentario en su red social Twitter: “Mi solidaridad con el movimiento campesino en defensa de la tierra, el lago y la soberanía. El movimiento social más auténtico del país”.

El religioso se ha manifestado a favor de que se permitan las protestas sociales contra el gobierno, como un derecho consignado en la Constitución Política de Nicaragua. Trinchera de la Noticia.



Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario