Obama marca nuevo capítulo con Cuba

Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Estados Unidos y Cuba iniciarán conversaciones para normalizar sus relaciones diplomáticas rotas desde enero de 1961, y en los próximos meses Washington abrirá embajada en La Habana.

Así lo anunció el presidente estadounidense Barack Obama y el cubano, Raúl Castro, simultáneamente desde Washington y La Habana, respectivamente.

“Hoy, Estados Unidos cambia su relación con el pueblo de Cuba… ponemos fin a un enfoque desactualizado que durante décadas ha fracasado en hacer avanzar nuestros intereses, y en cambio, comenzaremos a normalizar las relaciones entre nuestros dos países”, dijo Obama.

Obama dijo que la política del embargo falló en su objetivo de lograr un cambio político en Cuba.

Asimismo, pidió al Congreso “un debate honesto y serio sobre levantar el embargo”.

“Para aquellos que se opongan a los pasos que estoy anunciando hoy, déjenme decirles que respeto su pasión y comparto su compromiso a la libertad y la democracia. La pregunta es cómo mantenemos ese compromiso. No creo que podemos hacer la misma cosa por más de cinco décadas y esperar un resultado diferente. Más aun, no sirve a los intereses estadounidenses ni al pueblo cubano”, agregó Obama.

Posteriormente, el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que el mandatario no descarta un futuro viaje a la isla.

“Si hubiera una oportunidad para que el presidente realizara una visita (a Cuba), estoy seguro de que no la rechazaría”, dijo Earnest.

Horas antes, el estadounidense Alan Gross y un agente de la CIA preso en Cuba desde hace 20 años fueron liberados en La Habana. A cambio, Estados Unidos liberó a tres espías cubanos, que estaban presos en Estados Unidos.

“Gerardo, Ramón y Antonio llegaron a nuestra patria hoy”, dijo a su vez Castro sobre los prisioneros liberados: Gerardo Hernández, de 49 años, Ramón Labañino, de 51, y Antonio Guerrero, de 56.

Castro añadió que habló con Obama por teléfono el martes antes del anuncio del cambio en política de EE.UU. hacia Cuba .

En una rara muestra de aprecio tras 56 años de hostilidades, Castro elogió a Obama.

“Esta decisión del presidente Obama merece respeto y reconocimiento por parte de nuestro pueblo”, dijo Castro

De acuerdo al periódico The Washington Post, el logro es el resultado de un año y medio de negociaciones secretas con el gobierno de Castro.

“Está claro que las décadas de aislamiento de Cuba por parte de EE.UU. no han conseguido nuestro perdurable objetivo de promover el surgimiento de una Cuba estable, próspera y democrática”, dijo la Casa Blanca en una hoja informativa titulada “Un nuevo rumbo para Cuba”.

Obama anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, cooperación en temas como migración, operaciones antidrogas, protección medioambiental y tráfico de personas.

“Hoy, al tomar estas medidas, hacemos un llamamiento a Cuba para que desencadene el potencial de 11 millones de cubanos poniendo punto final a las innecesarias restricciones impuestas en sus actividades políticas, sociales y económicas”, dice la Casa Blanca en el documento.

“Con ese mismo espíritu, no debemos permitir que las sanciones de EE.UU. impongan una carga aún mayor a los ciudadanos cubanos a los que estamos intentando ayudar”, agrega el comunicado.

Voz de América

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario