Nueva explosión en el Momotombo | Nicaragua

Volcán Momotombo

Volcán Momotombo

El volcán Momotombo incrementó este jueves su actividad eruptiva luego de registrarse una noche de miércoles sumamente “calma”.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) advirtió que lo más probable es que en las próximas horas se viera otro fenómeno como el de la madrugada del miércoles, que fue calificado como la mayor erupción del volcán en más de un siglo (1905).

El Ministerio de Salud sigue en alerta, y ha enviado brigadas médicas, la cuales reportan que no han encontrado afectaciones directas en la población.

Las brigadas de la Defensa Civil, los bomberos y la Policía Nacional están atentos a cualquier incremento, no sólo de la actividad volcánica, sino ante la necesidad de aumentar el nivel de alerta.

El ánimo en las comunidades aledañas al volcán es tranquilo, pero algo tenso, pues se teme que se presente un terremoto, informó Trinchera de la Noticia.

Momotombo explosivo y amenazante

El volcán Momotombo, en actividad desde el martes, registró al final de la mañana de hoy una nueva erupción, como corolario de una serie de temblores de hasta 3 grados de magnitud en la escala de Richter y lanzamiento de lava incandescente durante la noche.

Los datos recopilados a través de los instrumentos de medición sísmica y volcánica indican que esta actividad se va a mantener en los próximos días.

“Está haciendo erupción con la misma fuerza del primer día, expulsa gases, lava y cenizas, luego de un período de calma iniciado el miércoles”, explicó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo al comentar una nueva explosión casi al mediodía, cuyo estruendo se escuchó hasta en la occidental ciudad de León.

“Por suerte la lava se proyecta por la ladera noreste del cono, donde reside muy poca población”, indicó. El Ministerio de Salud envió brigadas médicas hacia la zona circundante del volcán, pero hasta el momento no reportan incidencias de afectaciones directas a las personas en piel, ojos y vías respiratorias, lo normal en estos casos.

Murillo subrayó la presencia del Gobierno en el lugar, en coordinación con las autoridades locales, y con la participación de entes especializados como el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) y el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres.

También la Policía, la Defensa Civil y los Bomberos están atentos al incremento de la actividad del coloso, uno de los 25 de la zona nicaragüense del Pacífico, el cual estaba inactivo desde 1905.

José Armando Saballos, vulcanólogo del Ineter, precisó que las nuevas explosiones comenzaron a las 11:43 hora local, y levantaron una columna de humo de unos mil 500 metros de altura, a partir del cráter.

Tanto los estallidos como la expulsión de lava van a continuar, aunque resulta imposible predecir hasta cuando perdurarán, comentó el experto. Todavía existe energía suficiente en el volcán para continuar este tipo de actividades, añadió.

Los vientos pueden trasladar las cenizas hasta grandes y distancias y depositarlas en lugares tan alejados del Momotombo como la costa del Pacífico, precisó Saballos.

Con sus mil 297 metros de elevación el coloso ubicado en el noroccidental departamento de León es el quinto más alto del país.

Nicaragua está enclavada en el llamado cinturón o anillo de fuego del Pacífico, que se extiende en forma de herradura y lo largo de 40 mil kilómetros por las costas del mayor océano del planeta, informa el periodista Adolfo Pastrán.

Para la historia

“El sábado 5 de junio de 1886, con 19 años y una estrella en la mano, Rubén Darío abordó en Corinto al vapor Uarda, de la compañía alemana Kosmos, del que bajaría en Valparaíso, Chile, dos semanas después. Está registrado que ese día, las fuerzas telúricas de Nicaragua despidieron al genio parido en una aldea de Matagalpa. El imponente volcán Momotombo -cumbre hirviente, en lengua de indios- se coronó de fuego, y con potentes bramidos, remecidas de tierra y profusos estandartes de cenizas izados al cielo, celebró al príncipe descendiente de mulatos y chorotegas, que partía en busca de condiciones propicias para desarrollar su prodigiosa capacidad artística, pero también para evadir el cataclismo que, para desgracia suya, había provocado en su vida su adorada garza morena, al encamarse con un político local”. Mario Urtecho, Jinotepe.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario