Niño se quedará hasta mayo del 2016 pronostica la NOAA | clima

noaa_mapa_climaLa Administración Nacional del Océano y la Atmósfera pronosticó que existe un 95% de posibilidades de que el fenómeno climático ‘El Niño’ continúe azotando el ‘corredor seco’ de Centroamérica durante el invierno de este año e inicios del próximo.

Los pronosticadores alertan un fenómeno climático fuerte que se puede debilitar hasta marzo o mayo de 2016.

El Consejo Agropecuario Centroamericano por su parte, declaró alerta en la región, ante el periodo irregular de lluvias de los últimos meses, “con el fin de facilitar la ejecución de acciones inmediatas, necesarias en acompañamientos a los esfuerzos nacionales, y fortalecer y coordinar medidas de gestión para emprender acciones de mediano y largo plazo que se plasmen en un Plan de Acción Regional”.

El Grupo Técnico de Cambio Climático y Gestión Integral del Riesgo del CAC indica que actualmente en el Océano Pacifico tropical se está produciendo un episodio de El Niño “fuerte y maduro”. Se prevé que alcance la máxima intensidad entre octubre de 2015 y enero de 2016, lo que podría convertirlo en uno de los cuatro episodios más fuertes desde 1950.

Entre las actividades productivas más vulnerables se encuentran los granos básicos (arroz, maíz y frijol), ganadería, avicultura, apicultura, caña de azúcar, pesca y café, entre otros.

Consultores Para el Desarrollo Empresarial (COPADES),  afirma que abran Pérdidas equivalentes a 48 millones de dólares por el impacto de la sequía que afectó a la “siembra de primera” de granos básicos que se cosecha en septiembre, la cosecha esperada de caña de azúcar y maní a finales de este año e inicios del próximo.

La ganadería vacuna se verá seriamente afectada, principalmente en el llamado “corredor seco” del país, así como a su influencia en la toma de decisiones de los productores de sorgo que ya afectó a las intenciones de siembra de este rubro en la “siembra de postrera.

A esta fecha, el maíz ha sido el más afectado por la falta de lluvias, porque en el corredor seco se perdió aproximadamente el 75.0% de la producción esperada, o sea 711 mil quintales, una pérdida que en términos de año calendario representa el 6.7% de la producción total esperada de este grano básico en 2015, tomando en cuenta que sólo el 35% de la producción de maíz en el ciclo agrícola 2015/2016 es generada en 2015.

La producción de arroz de secano causó una pérdida 45% en el corredor seco, es decir, 30 mil 100 quintales, a lo cual se agregó la precaución de los productores de arroz de riego de que, por la persistencia de la sequía, se dejaría de preparar un área de 50 mil manzanas y de cosechar 450 mil quintales de arroz de riego.

Por lo tanto, no se obtuvo el 14.4% de la producción esperada en la siembra de primera y el 5.6% de la producción anual, tomando en cuenta que el 100% de la producción de arroz programada para el ciclo 2015/2015 es cosechada en este año, según COPADES. Agencia SNN.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario