Nieto de Trotsky recuerda cómo fue asesinado su abuelo | Leon Trotsky

Leon Trotsky

Leon Trotsky / Imagen de spartacus-educational.com

Este viernes 21 de agosto se cumplen 75 años de la muerte de Leon Trotsky, quien ya expulsado del Partido Comunista Soviético, llegó exiliado a México. Allí pasó los últimos años de su vida antes de ser asesinado por un agente de Stalin. Su nieto, que vivía con él, habló con la BBC sobre la vida que compartió con el revolucionario antes de morir. Para algunos Leon Trotsky fue el verdadero héroe de la Revolución Bolchevique. Para otros, era uno de los hombres más peligrosos de su tiempo.

Pero para su nieto, Esteban Volkov, era como un padre, que le ofreció algunos momentos de felicidad y estabilidad en momentos de caos y persecución política para su familia. “Mi figura paterna y materna cambiaban constantemente”, recuerda Volkov, de 86 años. Con “el viejo”, como le llamaba cariñosamente a su abuelo, “finalmente encontré cierta estabilidad, aunque no duró mucho tiempo”. La BBC habló con Volkov en la misma casa de Ciudad de México donde vivió durante un año con el revolucionario exiliado y su segunda esposa, Natalia, antes de que lo asesinaran el 20 de agosto de 1940.

Volkov recuerda el entusiasmo con el que llegó a México desde Europa. Tenía apenas 13 años y se había pasado la mayor parte de su infancia mudándose de un país a otro con su madre Zinaida, hija de Trotsky, tratando de refugiarse de la persecución de Stalin. “México fue un cambio radical, lleno de color, de sol, tan distinto de Europa”, dice. “Empecé a ir a la escuela yo solo, a pie. Nadie en el colegio sabía quién era mi familia”. La vida con su abuelo, en una casa grande y bien protegida en Coyoacán, una zona acomodada de la ciudad, era “muy emocionante”. Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario