Niegan a Iglesia Católica uso de estadio de Masaya para Vigilia de Pentecostés

Todos los años la juventud católica celebra la Vigilia de Pentecostés Juvenil en el estadio de Masaya, pero este año fue negado a la Iglesia por el alcalde de ese departamento.

Todos los años la juventud católica celebra la Vigilia de Pentecostés Juvenil en el estadio de Masaya, pero este año fue negado a la Iglesia por el alcalde de ese departamento. / Imagen de La Prensa de Nicaragua

El alcalde de Masaya Orlando Noguera (del partido FSLN de Ortega) prohibió el uso del estadio de béisbol de esa ciudad para la realización de la tradicional Vigilia de Pentecostés, informaron fuentes de la Iglesia Católica de Nicaragua a medios locales.

Ante la negativa del alcalde sandinista, quien alega estar recibiendo “órdenes de arriba”, el cardenal Leopoldo Brenes tomó la decisión de realizar la vigilia el 16 de mayo en los predios de la catedral de Managua, dijo al diario La Prensa el sacerdote Herling Hernández, coordinador general de la Comisión de Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Managua..

El padre Herling Hernández afirmó a La Prensa que personalmente se reunió en las oficinas de la Alcaldía de Masaya con Noguera a mediados de febrero, a quien le entregó formalmente una carta en la que le solicitaban el uso del estadio. Noguera, en ese momento dijo que sometería la solicitud ante el Concejo Municipal, que es dominado por sandinistas.

Pasadas dos semanas del encuentro, el sacerdote Hernández llamó a su celular al alcalde Noguera, pero este no le respondía las llamadas. Luego de varios intentos de obtener comunicación con el edil, el padre Hernández decidió llamar nuevamente a Noguera la semana pasada para confirmar si obtendrían el permiso del estadio para la celebración juvenil.

““Volví a llamarle y fue cuando me dijo directamente que había una orden superior que no se podía prestar el estadio, porque es para uso solamente deportivo””, manifestó el sacerdote.

Un periodista del diario nicaragüense logró comunicarse vía telefónica con el alcalde sandinista de Masaya, quien dijo: “Yo no he prohibido nada”. Acto seguido afirmó que le estaba entrando otra llamada y cortó la comunicación. Posteriormente no volvió a contestar el teléfono.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario