Nicaragüenses se preparan para gozar fin de semana largo

playas_nicaraguaMiles de empleados estatales que no lograron disfrutar de sus vacaciones de Semana Santa, debido a los constantes sismos que sacudieron la región Pacífico de Nicaragua, gozarán de un largo fin de semana con motivo de la celebración del 1 de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. La conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores estará encabezada el 30 de abril por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció hoy una fuente oficial. Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación, anunció este martes que por decisión del presidente Ortega el Ministerio del Trabajo declaró “descanso obligatorio” el 1 de Mayo para todos los trabajadores, incluidos los más de 150.000 empleados públicos.

Murillo explicó que como el viernes 2 de mayo cae en un “día encajonado”, entonces, también será libre, lo cual significa que los empleados nicaragüenses trabajarán hasta el 30 de abril y volverán a sus centros de labores el 5 de mayo, tras un largo fin de semana para recuperar los días perdidos por la emergencia sísmica. “El anuncio está hecho, vamos a tener 1 de mayo, 2 de mayo libre para la continuidad de nuestro modelo de unidad de la familia”, subrayó Murillo. Recordó que el presidente Ortega encabezará las celebraciones del Día Internacional de los Trabajadores con un acto público, el cual se cumplirá a dos años del fallecimiento del fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Tomás Borge Martínez.

El presidente de la Cámara de Turismo (Canatur), Leonardo Torres, declaró a periodistas que la industria turística nacional dejó de percibir entre 20 y 25 millones de dólares, según cálculos preliminares, por la baja presencia de turistas nacionales y extranjeros en las playas del Pacífico nicaragüense en el pasado periodo vacacional. “En términos globales estamos hablando de una reducción de al menos un 40 por ciento del flujo de turistas a los balnearios de nuestro país, como consecuencia de la emergencia sísmica que hemos vivido”, indicó Torres. El gobierno anunció que pese a la alerta roja (máxima) decretada por los terremotos que estremecieron la región del Pacífico nicaragüense, el jueves y viernes, 10 y 11 de abril, unos 47.000 turistas ingresaron al país para disfrutar de sus vacaciones de verano. 

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario