Nicaragüenses en Costa Rica y El Salvador celebran La Purísima

En los barrios San Luis, Costa Rica, Colonia Maestro Gabriel y Bello Horizonte volvimos a comprobar la masiva asistencia de gente gritando.

Altar en el barrio San Luis, Costa Rica. (archivo)

Los nicaragüenses que viven en Costa Rica celebraron ayer domingo la tradicional “Gritería”, una actividad religiosa en honor a la Virgen de la Purísima Concepción de María, informó el diario costarricense La Nación.

El objetivo de la festividad, que se realizó en las instalaciones de la empresa Transnica, en San José, es que las personas se sientan como en su tierra y ofrezcan un rosario cantado a la Virgen.

“Nuestro propósito es poder hacer que quienes dejaron su país para buscar en Costa Rica mejores oportunidades se sientan ese día como su propio pueblo y además le hereden esa bella tradición a sus hijos nacidos aquí”, expresó Faridi Alfaro, vicepresidenta de Transnica.

La celebración fue animada por una presentación de la Orquesta Sinfónica Infantil de La Carpio, así como música, baile, rifas y animación.

A los asistentes se les entregaron matracas para que acompañaran la clásica a la fiesta religiosa.

La actividad dio inicio a las 3 p.m. y se extendió hasta las 6 p. m., tiempo en el que se escuchó en San José el grito de “¿Quién causa tanta alegría?”, en espera de que todos los presentes respondan en coro: “¡La Concepción de María!”

La conmemoración de “La Purísima” se celebra en toda Nicaragua con altares y “brindis” en casas de particulares y templos católicos.

Celebración en El Salvador

Celebración en El Salvador

Nicaragüenses celebran Purísima en El Salvador

Más de 400 nicaragüenses y también salvadoreños celebraron la tradicional Purísima en la plaza del Museo David Guzmán de San Salvador, organizada por la embajada de Nicaragua en el país vecino. Asistieron también miembros del cuerpo diplomáticos y funcionarios del gobierno salvadoreño.

La Purísima y La Gritería en la historia

Le invitamos a leer un artículo del reconocido periodista nicaragüense, Pedro Rafael Gutiérrez (q.e.p.d.), escrito en 1992, cuando fungía como agregado Cultural y de Prensa de la Embajada de Nicaragua en Costa Rica.

Para ese entonces, el gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro había designado como Embajador al Ing. Alfonso Robelo Callejas, quien se empeñó en rescatar la tradición religiosa y cultural para todos los nicas residentes en suelo tico.

Puede encontrar el artículo en el siguiente vínculo: Las Purísimas y La Gritería.


Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario