Nicaragua, uno de los 14 países más afectados por sequía | clima

nicaragua_sequiaCatorce países tienen un alto riesgo de sufrir esta temporada los efectos negativos del fenómeno de El Niño en el ámbito de la seguridad alimentaria, informó el viernes la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En un encuentro con otros socios implicados, el responsable de la División de Emergencias y Rehabilitación de la FAO, Dominique Burgeon, remarcó que el episodio actual de El Niño puede ser uno de los más fuertes que se hayan registrado, lo cual tendrá un “significativo impacto” en la agricultura.

Según las predicciones, este fenómeno meteorológico “se intensificará en las próximas semanas y meses”, según Burgeon, que llamó a tomar medidas lo antes posible.

El centro y el sur de América, el sur y el este de África, el sur y el sudeste de Asia, y parte de Oceanía están entre las regiones que más atención necesitan, de acuerdo con el mapa de prioridades de la FAO.

Catorce son los países con un riesgo alto: El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Somalia, Etiopía, Kenia, Zimbabue, Malaui, Filipinas, Papúa Nueva Guinea, Indonesia, Mongolia y en general las islas del Pacífico.

Alarmantes cifras que gobierno no quiere reconocer

La ONU estima que en Centroamérica hasta un 80 % de los cultivos se han perdido en el llamado Corredor Seco debido a la falta de lluvias, lo que ha afectado a 4,2 millones de personas.

En Somalia, el número de personas que necesitan ayuda alimentaria podría incrementarse en 2016 a 15 millones, mientras que en Papúa Nueva Guinea alrededor de un tercio de la población (unos 2,4 millones) ya se ha visto damnificada por El Niño.

Este fenómeno, caracterizado por el calentamiento anormal de las aguas superficiales en el Pacífico, está obligando a acelerar los trabajos para dar una respuesta rápida y coordinada, según explicó el responsable de Emergencias de la FAO, Neil Marsland.

Solo en Somalia la FAO calcula que necesita 55 millones de dólares (unos 50 millones de euros) para implementar el plan de prevención y de respuesta temprana frente a ese fenómeno.

Mientras que la sequía es la principal amenaza para la producción de alimentos, El Niño también causa fuertes lluvias, inundaciones y temperaturas extremadamente cálidas o frías, lo que puede provocar brotes de enfermedades infecciosas animales, plagas en las plantas e incendios forestales.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario