Nicaragua: Reprimen a manifestantes contra el canal chino

Los pobladores de Santo Domingo Piche y Tolesmayda en forcejeos con agente s de la Policía Nacional, que les arrebataron una bandera de Nicaragua. / Imagen del diario La Prensa de Nicaragua

Los pobladores de Santo Domingo Piche y Tolesmayda en forcejeos con agente s de la Policía Nacional, que les arrebataron una bandera de Nicaragua. / Imagen del diario La Prensa de Nicaragua

En medio de forcejeos y ofensas verbales tres mujeres resultaron golpeadas por la Policía de Rivas cuando propietarios de viviendas y terrenos de las comunidades de Santo Domingo Piche, de Potosí, y de Tolesmayda, de Buenos Aires, realizaron la segunda marcha de protesta contra el censo chino, fustigaron por la falta de información y manifestaron su desacuerdo ante la posible afectación por los subproyectos del Gran Canal.

Desde el mediodía de ayer, la Policía de Rivas se dispuso a cerrar las principales vías de acceso a la Alcaldía de Potosí, con tres cercos policiales y aunque los manifestantes parecían convencidos de que no tendrían acceso, se conformaban con expresarse en el atrio de la iglesia parroquial.

Pero varios agentes policiales trataron de impedir el paso de los manifestantes a la plazoleta y al atrio de la iglesia y comenzaron a forcejear con las mujeres que encabezaban la marcha con una manta y la bandera azul y blanco de Nicaragua.

Mileydi Mendoza Morales, una joven habitante de Tolesmayda, dijo que fue golpeada en la cara por una oficial de la Policía, con quien luchaba para que no le arrebataran la bandera de Nicaragua, “la cual jalaban como cualquier trapo viejo y hasta creo que rompieron la bandera; esos oficiales no tienen respeto por nada, ni por nadie”, expresó molesta Mendoza Morales.

Doña Elízabeth Cantillano, habitante de Santo Domingo Piche, señaló que al momento de los forcejeos ella iba con su pequeña niña en brazos y un agente policial le metió el pie para que se cayera. “Esos policías no respetan mujeres, ni niños, son unos represivos, están peor que la Guardia de Somoza. Yo iba buscando un lugar donde no me golpearan mi niña y fue cuando el policía me metió el pie y me botó, eso es una agresión, ah pero cuando uno los llama para (que investiguen) un delito nunca llegan, solo si es droga se aparecen a toda carrera”, criticó la ciudadana.

Lucía Cantillano fue otra de las tres mujeres que señaló haber sido golpeada por agentes policiales, puesto que ella era una de las que portaban la bandera de Nicaragua y fue a quienes la Policía les trató de impedir el paso.

La marcha salió de Santo Domingo Piche, a las 2:30 p.m. a bordo de tres camiones, varias camionetas, buena cantidad de motocicletas y bicicletas. De acuerdo con Ronald Iván Enríquez, uno de los organizadores de esta segunda marcha, en la misma participaron unos 450 pobladores.

Chinos midieron hasta el cementerio de Potosí

Sandra Vega Obando fustigó contra los que andan haciendo el censo chino. “Esa gente no respeta nada, vienen por todo, si la semana pasada hasta el cementerio de Potosí midieron, a ellos no les importa que ahí están nuestros muertos, que busquen otro lado donde hacer sus cosas”, manifestó la ciudadana.

Hace falta información

El padre Ángel Gabriel Rivera, cura párroco de Potosí, relató que los feligreses desde hace dos semanas le están manifestando sus inquietudes por la presencia de chinos que andan haciendo el censo y midiendo sus propiedades.

Los habitantes de la zona lo que quieren es información del proyecto y no han encontrado a la autoridad competente y que esté autorizada para aclararles sus inquietudes. El padre Rivera sugirió que las autoridades del Gran Canal lleguen a estas comunidades y en una asamblea o en un taller les aclaren todas sus dudas.

¿Agente encubierta?

Cuando los manifestantes se encontraban frente al atrio de la iglesia católica de Potosí, uno de los pobladores dijo que andaba una agente policial encubierta tomándoles fotos y videos, lo que caldeó los ánimos de los pobladores y se fueron sobre la supuesta agente policial.

Los más sensatos pidieron que no agredieran a la ciudadana, quien refirió a los medios de comunicación que ella era una ama de casa del municipio de Rivas y se identificó como Gloria Somarriba. También negó pertenecer a la Policía Nacional.

Tomado del diario La Prensa de Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario