Nicaragua: La patria vive y se lleva en el corazón

La patria vive y se lleva en el corazón. Recordemos en este día a quienes ofrendaron sus vidas para que Nicaragua fuera libre y soberana.  Quiera Dios que su sacrificio no haya sido en vano. Su legado todavía no se cumple plenamente. Aportemos nuestro grano de arena y pidamos a nuestra Patrona que su manto nos proteja siempre. Silvio Avilez Gallo.

bandera_nicaragua_brille_hermosa

CANTO A NICARAGUA

                                                                                        (A María Auxiliadora, con amor)

Sobre tu frente pura, ornada de volcanes,

Puso la Providencia un gran velo de nubes.

Vistió tu cuerpo hermoso de azul de cielo intenso

Y ciñó tu cintura con un lago de luces

Salpicado de islotes, pequeñas esmeraldas.

Así naciste, Patria, envuelta en tu bandera,

Así te hiciste madre en nuestros corazones.

 

El Hacedor Supremo de esta tierra bendita

Te colmó de montañas, cordilleras y sierras,

Te saturó de ríos, cascadas y llanuras,

De valles anchurosos, de quebradas profundas.

A tu derecha puso las aguas del Pacífico

Y a tu izquierda un reflejo: el terso Mar Caribe.

 

Te sembró de jardines con perfumadas flores

Y brotaron Masaya, Apoyo y Nindirí.

Te cubrió de pinares, de verdores, de brisas

Y surgió Jinotega con sus eternas brumas.

 

Te regaló mujeres que envidiaron las rosas

Y nació Matagalpa al pie del Río Grande.

Frente al Mombacho recio se levantó Granada

Mirando al Cocibolca, muy cerca de Managua,

Novia del otro espejo en medio de lagunas.

De cara al Momotombo, con su penacho humeante,

La espada de Santiago hendió la tierra nueva.

La cruz de Jesucristo se quedó para siempre

Y León, el de Castilla, dejó gemela huella

En la virgínea costa del Lago Xolotlán.

 

En la vasta planicie que desciende hacia el este

Bañada por el Tuma, el Prinzapolka, el Siquia,

El Mico, el Rama, el grandioso Escondido,

Hay lagunas de perlas, playas de arenas albas,

Campos azules, verdes, celestes, amarillos.

 

Al norte el Río Coco, cual fluvial carretera,

Serpentea sus aguas hasta el Cabo de Gracias,

Allí donde Colombo te divisó primero.

 

Y al sur el majestuoso, el gran Desaguadero,

El histórico fuerte, el antiguo Castillo,

Relicario glorioso de Doña Rafaela,

La núbil heroína de la naciente raza:

¡Nuestro Río San Juan!

Tal es la tierra bella que nos dio el Creador:

Hogar de niquiranos, chontales, caribisis,

Chorotegas, miskitos, nahuas y cachiqueles,

Mangues, pipiles, sumos, dirianes, nagrandanos,

Españoles y criollos, mestizos y morenos,

¡Nicaragüenses todos por la gracia de Dios!

                           

Esa es la patria amada cantada por Darío,

La de bravos caciques: Diriangén, Nicaragua,  

Ochomogo, Agateyte, Zoatega, Tenderí;

Que contó entre los suyos a Fray Bartolomé;

A Hernández de Córdoba, a Gil González Dávila;

Al binomio Contreras, a Pedrarias el vil.

 

Cuna del protomártir Obispo Valdivieso;

Don Miguel Larreynaga padre de la nación;

Timbucos, calandracas, rojos y cachurecos;

Del poeta pobre y santo Azarías Pallais;

De los desposeídos de Mariano Dubón;

De la gran Sor María, sierva del dulce amor.

 

Del General Estrada, Andrés Castro, Jerez;

La patria de Cabezas el reincorporador;

Del General Sandino patriota y luchador;

Del genial estratega Benjamín Zeledón;

Del General Zelaya el gran reformador.

 

Tierra de los Somoza, de los Chamorro también;

De Salvador Mendieta apóstol de la Unión;

De Pablo Emilio el “Bravo”, de Fonseca Amador.

¡Todos cabemos juntos bajo el mismo pabellón!

¡Somos todos pinoleros, somos nicas cien por cien!

 

La patria que en El Viejo se consagró a María,

La Inmaculada Virgen, Reina y Patrona fiel.

¡Esa es la patria nuestra! Libérrima, orgullosa,

Noble, pura, valiente, tierra de humanidad.

Es la madre que implora de sus hijos la paz,

La unidad, la concordia, la reconciliación.

¡Esa es la Nicaragua que debemos amar!

 

Silvio Avilez Gallo

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario